PUBLICIDAD

HISTORIA

La siniestra leyenda del Callejón del Diablo en Mixcoac

Este solitario lugar tiene una historia que atemorizará a más de un habitante de la Ciudad de México.

La Ciudad de México está llena de rincones que sin duda tienen muchas historias que contar, ya que llevan décadas presenciando como transcurre la vida en la urbe más grande del país, y una de las más pobladas de Latinoamérica.

Debido a la antigüedad de algunos edificios, calles o recintos, existen las leyendas de que algunos de estos sitios están embrujados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tal es el caso del Callejón de Diablo, el cual está ubicado en Mixcoac, un barrio que pertenece a la la Alcaldía Benito Juárez, el cual tiene una historia siniestra que causará curiosidad a más de uno.

La historia detrás del Callejón del Diablo

Esta calle solitaria ubicada al sur del país, es tan estrecha que solo puede pasar un auto a la vez, y aunque en la actualidad tiene un aspecto tétrico, hace décadas contaba con árboles que le daban más vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De acuerdo con una de las versiones que existen de esta leyenda, se dice que hubo un hombre incrédulo quien, sin temor alguno, se atrevió a caminar en este callejón por la noche.

Mientras se adentraba en esta calle, se dio cuenta que a la mitad se encontraba una sombra justo detrás de un gran árbol. Al contrario de lo que muchos harían, él decidió no huir y seguir por el camino.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sorpresivamente, la sombra se acercó a él y ahí fue cuando se dio cuenta que era Satanás, por lo que intentó escapar, pero el piso se empezó a mover, haciendo un hoyo en la tierra que quería tragárselo.

Afortunadamente la persona que supuestamente vivió esta experiencia, logró escapar del diablo, pero debido al susto que se llevó, no dudó en contárselo a todos los que lo conocían y así fue como se difundió la advertencia de que no debían pasar por este sitio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La otra versión de esta historia, solo cambia en que aseguran el hombre iba en estado de ebriedad a la media noche por este callejón, cuando vio una sobra que se acercó para atacarlo y ahí fue cuando descubrió que era Lucifer quien rondaba por ese lugar.

Ante su asombro se echó a correr para escapar de este ser maligno, quien con solo un destello desapareció del lugar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD