Pedro Avilés Pérez “El León de la Sierra”, el primer jefe del narco en México
Historia

Pedro Avilés Pérez “El León de la Sierra”, el primer jefe del narco en México

Avatar of Alicia Molina

Por: Alicia Molina

14 de noviembre, 2018

Historia Pedro Avilés Pérez “El León de la Sierra”, el primer jefe del narco en México
Avatar of Alicia Molina

Por: Alicia Molina

14 de noviembre, 2018

Conocido como El León de la Sierra, sentaría las bases del narco y los cárteles en México

El tema del narco en México, y las grandes figuras que lideran a las más importantes organizaciones criminales, han acaparado los titulares principales en todos los medios de comunicación. ¿Pero quién inició con esta cadena de actos ilícitos?, ¿en dónde comenzó el narco en México?, pues para estas dos preguntas existe un hombre que marcaría un antes y un después dentro del narcotráfico en el país: Pedro Avilés Pérez, mejor conocido como “El León de la Sierra”.


Pedro Avilés Pérez “El León de la Sierra”, el primer jefe del narco en México 1


Pedro Avilés, es el hombre a quien se señala como el primer jefe del narco, y con justa razón, pues incluso antes de que el colombiano Pablo Escobar se ganara el apodo de “El Patrón del Mal”, Avilés ya dominaba el mercado del tráfico de cocaína a Estados Unidos, la cual provenía de Sudamérica. Mucho antes del nacimiento de los Carteles, las organizaciones criminales eran conocidas como “clicas” -en referencia al sonido que se produce al apretar el gatillo de un arma-. Dichas “clicas”, hacían referencia a las organizaciones el Golfo y del Pacífico, esta última liderada por Avilés.


El apodo de “El León de la Sierra”, le fue otorgado a Pedro Avilés, al hacer de las montañas del Triángulo Dorado, el centro de operación más importante, y en donde fincó el modelo de la organización criminal con la siembra, el cultivo y la distribución de drogas. Pedro Avilés, iniciaría su “imperio del narcotráfico” en los años 40, siendo el primer puente entre la mafia italo-estadounidense con el tráfico de heroína y marihuana. Durante más de 30 años, sentaría las bases del narcotráfico en el país, y de cuya organización nacerían los capos que más tarde acapararon los titulares de la prensa.


Pedro Avilés Pérez “El León de la Sierra”, el primer jefe del narco en México 2


ARTÍCULOS RELACIONADOS: Juan Manuel Salcido Uzeta, “El Cochiloco”, el sicario que fue asesinado por el cártel de Colombia


Don Pedro, como también solía ser llamado, tenía dentro su círculo más cercano a un agente de la policía judicial, quien se desempeñó como escolta del entonces gobernador de Sinaloa, Leopoldo Sánchez Celis: Miguel Ángel Félix Gallardo. En los primeros años de la década de los 70, los conflictos entre las organizaciones del narco, eran cada vez más evidentes, por los que el gobierno de Estados Unidos presiona a las autoridades mexicanas, quienes ponen en marcha la llamada “Operación Cóndor” en contra de la siembra de marihuana y amapola en las sierras de los estados de Sinaloa y Durango.


En el libro de Anabel Hernández “Los Señores del Narco”, señala que dentro de la jerarquía de mando de Avilés -después de Félix Gallardo-, se encontraban Ernesto Fonseca Carrillo, Manuel Salcido Uzueta “El Cochiloco”, Juan José Quintero Payán, Pablo Acosta Villarreal, Juan José Esparragoza Moreno “El Azul”; y debajo de estos se encontraban: Amado Carrillo, Rafael Caro Quintero, Ismael “El Mayo” Zambada; y hasta el final de la cadena: Héctor Palma Salazar, Joaquín Guzmán Loera, así como los hermanos Arellano Félix y Beltrán Leyva.


Pedro Avilés Pérez “El León de la Sierra”, el primer jefe del narco en México 3


La suerte de “El León de la Sierra” no duraría por mucho tiempo más, ya que justo el 15 de septiembre de 1978, los festejos patrios fueron opacados por el reporte de una balacera en el rumbo conocido como la “Y” griega, con dirección al poblado de Tepuche, en donde sería asesinado Pedro Avilés Pérez. Se dice que este operativo fue una trampa del Ejército Mexicano, puesto que Avilés tenía un pacto con las autoridades, el cual consistía en mantener la paz en las zonas de operación, y hacer circular el dinero en beneficio de la economía local.


Tras la muerte de Avilés Pérez, las “clicas” desaparecerían, y la DEA “inaugurará” la etapa de los Cárteles en México, con la llegada del Cártel de Guadalajara, al mando de Miguel Ángel Félix Gallardo, quien pronto sería apodado “El Jefe de Jefes”.