El loco amor que Pancho Villa le tenía a las malteadas de fresa

El loco amor que Pancho Villa le tenía a las malteadas de fresa

Por: Abril Palomino -

Pacho Villa, con sus dos viejas a la orilla, tenía un problema con la bebida... de malteadas de fresa


Pancho Villa fue uno de los personajes más importantes de la Revolución mexicana, su imponente papel dentro y fuera del campo de batalla convirtieron su figura en uno de los modelos de “macho mexicano” un hombre cuya seguridad y franqueza transpiraba por todos sus poros, con una virilidad extraordinaria. Un hombre al que no se le aguantaba la mirada, tenía más de una mujer y sólo tomaba alcohol derecho. Este arquetipo fue retomado después por Hollywood para definir a los villanos de las películas de vaqueros: hombres del sur, malhumorados, violentos, valientes y con un gran y tupido bigote.

El loco amor que Pancho Villa le tenía a las malteadas de fresa 1Foto: Historia y biografía

Pancho Villa y el alcohol

Sin embargo, Pancho Villa no era tan “macho” como lo pintan, tenía un lado bastante diferente al que conocemos. Para empezar, Villa, como muchos de sus compañeros revolucionarios, aborrecía las bebidas alcohólicas, ya que creía que estas bebidas nublaban la razón y eran las culpables de miles de malos entendidos, pobreza y cientos de terribles decisiones en la historia de la humanidad, además de que no disfrutaba su sabor en lo absoluto, al grado de que decía que beber una cerveza era equiparable a “beber orines”. Es importante recordar que cuando Villa fue gobernador en Chihuahua mandó cerrar 50 establecimientos donde se vendía alcohol y en compensación construyó el mismo número de escuelas.

  Relacionadohistoria-del-submarino-para-pancho-villahistoriaLa extraña historia del submarino para Pancho Villa que habría cambiado la Revolución

  Relacionadohistoria-de-francisco-villa-revolucionhistoriaAsí surgió la leyenda de la cabeza robada de Pancho Villa

Se dice que este odio desmedido por el alcohol lo llevó a prohibir a todos los integrantes de sus tropas su consumo y a destrozar cantinas para aplicar su propia ley seca a punta de pistola, además de que mataba a todo aquel que intentara desobedecerlo. Sin embargo, Villa si disfrutaba una bebida en especial para celebrar sus victorias o compartir una plática con sus amigos, pero, ¿si no era alcohol, que era lo que bebía Pancho Villa en estas ocasiones especiales?

Pancho Villa y su obsesión por las malteadas de fresa

Así es, Pancho Villa siempre elegía su bebida favorita: las malteadas o licuados de fresa. Esta “exótica” y dulce bebida la conoció en sus constantes viajes a Estados Unidos, le gustaban tanto que planeaba viajes a las ciudades fronterizas de El Paso y San Antonio en Texas, sólo para visitar fuentes de sodas y heladerías donde preparan sus deliciosas malteadas de fresa.

El loco amor que Pancho Villa le tenía a las malteadas de fresa 2Foto: Noticieros TelevisaIncluso existe un rumor muy fuerte que sugiere que muchos bares y cantinas comenzaron a incluir malteadas de fresa en sus menús, esto como medida preventiva en el caso de que si el Centauro del Norte pasaba por su poblado, pensara dos veces si la cantina merecía una segunda oportunidad antes de ser destruida.

  Relacionadocaso-benton-pancho-villahistoriaEl día que los británicos exigieron el cadáver de Pancho Villa

  Relacionadoemiliano-zapata-homosexual-en-la-revolucion-mexicanahistoriaEmiliano Zapata, la masculinidad y homosexualidad en la Revolución Mexicana

También se sabe de la fascinación que tenía Villa por los helados, tal cual se puede ver una fotografía donde aparece en una heladería de el Paso Texas con un grupo de amigos. En esta heladería, llamada Confitería Elite, Villa siempre pedía "pelotas de béisbol"; bolas de helado cubiertas de chocolate con cacahuate tostado, se vendían por 10 centavos y las solía acompañar con un refresco de fresa.

El loco amor que Pancho Villa le tenía a las malteadas de fresa 3Foto: El Paso public libraryEn mayo de 1911, el célebre fotógrafo de El Paso, Otis Aultman, tomó la conocida fotografía de Pancho Villa y Pascual Orozco sentados rígidamente uno al lado del otro en la Confitería Elite. Esta fue la última fotografía que se tomó de los dos líderes juntos. El actual edificio de Buckler, que albergaba la Confitería Elite, fue construido en 1910.

¿Compartes los gustos de Pancho Villa?, ¿crees que el mundo sería otro sin el lugar de bares y cantinas existieran escuelas y fuentes de soda?

En portada: collage con imágenes de  Noticieros Televisa, ilustración @Ponchobot

También te puede interesar:

Así fue el último día de Porfirio Díaz como presidente

Cosas que no sabías sobre Francisco I. Madero y su papel en la Revolución

El más grande secreto que Pancho Villa se llevó a la tumba