Prácticas y sacrificios masculinos tan aterradores que no podrás creer que aún existen
Historia

Prácticas y sacrificios masculinos tan aterradores que no podrás creer que aún existen

Avatar of Barbara Reyes

Por: Barbara Reyes

17 de noviembre, 2015

Historia Prácticas y sacrificios masculinos tan aterradores que no podrás creer que aún existen
Avatar of Barbara Reyes

Por: Barbara Reyes

17 de noviembre, 2015



Estamos inmersos en un mundo que avanza a pasos agigantados, tanto que muchas veces no nos damos cuenta de lo que ocurre a centímetros de nosotros. 
Y es que en pleno siglo XXI, ese en el que utilizamos palabras como globalización e Internet como parte de nuestro léxico diario, existen en algunas culturas con prácticas tan arcaicas que creemos que nos encontramos detenidos en la Edad Media.

A continuación presentamos algunas de los ritos más terribles que se practican a los hombres para demostrar su masculinidad ante la sociedad.

El viaje psicodélico de los Algonquinos (Canadá)

Algonquinos (Canadá)

Los niños de la tribu de los Algonquinos, cerca de Quebec, Canadá, tienen un rito de paso hacia la vida adulta (y hacia la masculinidad) en el que  se usa una droga conocida como “Wysoccan”.

La substancia activa de la droga que usan los algonquinos contiene “Datura”, una substancia alucinógena altamente peligrosa. Los efectos de esta droga son, además de las alucinaciones, taquicardia, amnesia e hipotermia.

El objetivo de tal martirio, es supuestamente, provocar un estado de” amnesia”, para que el adulto olvide de una buena vez todas las experiencias de cuando era niño. Pero el efecto de la droga no solamente borra los recuerdos bochornosos, sino todos, incluyendo su familia, cómo hablar e incluso, su propio nombre.

Si de casualidad el chico muestra señales de recordar cualquier cosa después de haber pasado tres semanas drogado en la jaula, entonces lo regresan y se le aplica un segundo tratamiento.


El salto de las vacas de los Hamar (Etiopía)

A Hamar male becomes a man during a bull jumping initiation ritual.


Entre los 12 y 15 años de edad, los niños de esta tribu tienen que enfrentarse a uno de los momentos más tensos de toda su vida, y es que deben de saltar sobre una serie de vacas puestas en fila 4 veces de lado a lado sin caerse, ya que si lo hacen perderán todo el respeto de sus allegados incluyendo las mujeres durante todo el resto de su vida.


La circuncisión de Ogiek (Kenia)
 

La circuncisión de Ogiek (Kenia)
Su rito de iniciación es igual para los niños que para las niñas, y se celebra entre los 14 y los 16 años de edad. Consiste en la circuncisión(sin anestesia), luego de esta "operación", lo jóvenes viven durante cuatro semanas, sin algún tipo de contacto con personas adultas ni del otro sexo,  en medio de la selva. Son pintados con arcilla blanca y carbón vegetal con el fin de parecer auténticas criaturas salvajes.


Sateré-Mawé (Brasil)

RITUAL DA TUCANDEIRA INDIOS SATERE MAWE AMAZONAS

En esta tribu amazónica, el rito de paso a la edad adulta consiste en introducir la mano 20 veces en un guante lleno de hormigas bala, las cuales miden entre 15 y 25 milímetros, pero la picadura de una sola hormiga equivale a que te ataquen cerca de 20 abejas, tiene una duración   aproximadamente de 24 horas. Si el joven consigue aguantar el dolor, será considerado un auténtico guerrero Mawé. Algunos hombres, para demostrar su masculinidad son capaces de repetir este ritual cuantas más veces mejor.


El salto de Vanuatu (Oceanía)

El salto de Vanuatu (Oceanía)
Los vanuatu tienen un rito que resulta aterrador, a los ocho años, los niños de la tribu tienen que demostrar su hombría saltando de una torre construida de madera que tiene por lo menos 30 metros de altura. Se lanzan al precipicio completamente desnudos, con una cuerda atada a los tobillos

El objetivo de este ritual es el de impresionar a los dioses y a las chicas, pero para que los dioses queden suficientemente impresionados, la cabeza del saltador debe tocar el suelo. 


La cacería de los Matis (Brasil)

matis
 

Para que un niño de esta tribu brasileña sea aceptado como hombre, deberá soportar que se le inyecte veneno en los ojos, ya que según ellos aumentará su capacidad ocular; después de esto deberá soportar 20 minutos todo tipo de golpes y latigazos dados por los otros miembros de su familia; por último, parte del brazo del niño es quemado con la finalidad de insertarle veneno ya que supuestamente esto incrementa la fuerza del niño, provocando desmayos, vómitos y algunas veces convulsiones en el joven. Una vez que el niño pase estas pruebas es aceptado como hombre de la tribu.


Paseo de la adultez (Australia)

los-aborigenes-australianos-miran-a-camara
Los aborígenes australianos mandan a sus niños a vagar durante seis meses por el desierto. No pueden recibir ayuda de nadie, y si regresan después del periodo establecido son considerados hombres.


Referencias: