PUBLICIDAD

HISTORIA

El día que la lluvia provocó que más de 100 renos fallecieran y edificios se cayeran

En un archipiélago perteneciente a Noruega, la población de renos ha disminuido drásticamente, incluso muriendo por hambre, mientras que los humanos se han enfrentado a terribles avalanchas e inundaciones.

Nombrado Svalbard, este archipiélago aunque es territorio noruego, se encuentra en el océano Glacial Ártico y allí distintas culturas han llegado, encontrándose con una flora y fauna bastante peculiar que sin duda es propia de un entorno tan frío como éste. Desde los vikingos hasta en la Segunda Guerra Mundial, el sitio también ha sido una suerte de observatorio meteorológico, así como un indicador de la situación del ártico con respecto a sus habitantes animales. 

Con la crisis climática que hemos experimentado, las temporadas de mayor frío en el ártico han aumentado, lo cual resulta paradójico contemplando que los polos se están enfrentando al deshielo debido al incremento de las temperaturas del océano y la Tierra en general. Vista de una casa en Svalbard con las auroras boreales de fondo. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En este conjunto de islas el cambio climático y sus efectos ocurren el doble de rápido que en otros sitios. Por ejemplo, en este rincón del planeta la temperatura se han elevado 4ºC, es decir, cinco veces más rápido que en el resto del mundo, y en invierno esta temperatura marca unos drásticos 7 ºC arriba, lo cual sin duda contribuye a la desaparición de los cascos polares y el incremento del nivel de agua en los océanos. De acuerdo con el reporte de The Guardian y las estimaciones de los científicos, este incremento se espera que ocurra en el resto del planeta hasta el siglo XXII. 

«Este lugar solía ser un desierto ártico, pero ahora hay lluvia, incluso en invierno. Los glaciares que cubren el 60 % de Svalbard se están reduciendo, lo cual causa más filtración de agua en los valles, mientras que el permafrost se está derritiendo; esto ha causado avalanchas, dañado las fundaciones y agrietado las paredes de los edificios». 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De tal forma, un lugar que antes se caracterizaba por su apacibilidad, ahora está sujeto a lluvias que se congelan, seguidas de caída de nieve y una inestabilidad en su clima y condiciones de vida que ponen en peligro a animales y humanos por igual.

Por ejemplo, en la región habitada por los renos, los científicos descubrieron que estos, a pesar de haber crecido sus números en años recientes, se han enfrentado a grandes muertes tras un periodo de ligeras lluvias en diciembre. Al llover en una época con temperaturas tan bajas, se han creado capas de hielo sobre las superficies lo cual limita el crecimiento de las plantas al tiempo que para los renos es imposible escarbar y comer, pues tan sólo pueden escarbar en la nieve. Los osos polares también son parte de la fauna del archipiélago.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De tal forma hasta 200 renos han muerto o morirán por inanición, de acuerdo con el reporte del Instituto Polar de Noruega. Por otro lado, la desaparición de esta especie podría contribuir a que la zona se deforeste, puesto que las pisadas y el excremento de los renos ayudan a fertilizar la tierra y que las plantas vuelvan a crecer. 

El costo humano 

Por otro lado, la población del archipiélago también se ha enfrentado a drásticos cambios. Antes de la Navidad de 2015 una enorme avalancha comenzó en Sukkertoppen —una de las montañas de la región— después de que lloviera en la cima de la montaña y provocara que se formara una capa de hielo que no permitió que la nieve se adhiera al suelo. La avalancha resultó en el desplazamiento de 11 casas por más de 20 metros, decenas de carros llevados por la nieve y sepultados en ellos, lo cual requirió un enorme esfuerzo para liberar a las personas en dichos espacios de la gran cantidad de nieve. El evento resultó en la muerte de dos personas y en heridas de otros ocho. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Con el paso del tiempo cada vez más personas son desalojadas de sus hogares, puesto que las zonas en las que habitan se enfrentan a complicaciones por deslaves, avalancha, entre otros. 

El peligro de la bóveda de semillas

En una escala mucho más grande y que puede afectar a toda la humedad, estos cambios en el entorno de Svalbard también han afectado al reservorio más grande de semillas de todo el mundo. El Banco Mundial de Semillas se encuentra en este archipiélago y supone resguardar semillas provenientes de todo el mundo, protegiendo de cierta forma la biodiversidad vegetal del planeta para cualquier eventualidad que suele relacionarse con el fin del mundo. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta cámara está pensada para soportar todo tipo de fenómenos naturales, desde erupciones hasta terremotos. Sin embargo, en el 2017 el permafrost se derritió al grado que la entrada de la bóveda se inundó, lo cual obligó a que ahora el sitio se renueve para poder resistir a inundaciones. Aunque la bóveda no es el único sitio que se ha sometido a renovaciones. Arild Olsen, líder del consejo local declaró para The Guardian que:

«Es difícil mantener la seguridad de las personas. Están ocurriendo cosas que se supone que no deben suceder. Necesitamos adaptar toda una ciudad. Es difícil. Hacemos un “papel blanco” y será obsoleto el siguiente año».

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Una nueva actividad turística en la zona es conocer los glaciares que algún día podrán desaparecer.Está claro que el problema en esta región del mundo y eventualmente el resto no sólo es el bienestar y seguridad de las personas, sino cómo también está afectando gravemente la población de otras especies animales como los renos. 

Te podría interesar: 

Ya agotamos todos los recursos de la Tierra para este año
El misterio detrás de la desaparición de más de mil ballenas grises en el Pacífico
Lo que tienes que saber sobre la onda de calor en Kuwait de más de 63 grados

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD