Letras

7 pasos para aprender a amar como una chica francesa

Letras 7 pasos para aprender a amar como una chica francesa



¿Qué tienen las chicas francesas que son capaces de amar como nadie más en el mundo? Ellas parecen conocer, mejor que nadie, el sabor del romance y eso lo transmiten a sus hombres en cada beso, en cada caricia y palabra mencionada en ese rico lenguaje que es el francés.

La apasionada manera en que se entregan representa la máxima expresión del amor: son tiernas, sensuales, y  al mismo tiempo, salvajes y atrevidas. Conocen lo que los hombres desean y no dudan en llevarlo a cabo para complacerlos. Los escritores no se han salvado de sucumbir a sus encantos.

paris ventana

Joseph Stendhal, un insaciable explorador del amor en la vida y la literatura, expresó de manera apasionada todas sus complejidades cuando dijo: “Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente”.
El literato francés, reconoció las locuras de este sentimiento cuando se enamoró perdidamente de Mathilde, mujer sobre la cual desbordó toda la fantasía que en realidad es el amor. “Éste es un amor que solo vive a través de la imaginación”, escribiría Stendhal en su diario.


poemas franceses beso

“Del amor” es la obra en la que Stendhal desborda, desde un punto de vista más científico, sus teorías acerca del amor y las etapas que lo conforman.

Siete poemas de autores franceses nos ayudarán a ilustrar cada una de las etapas que Stendhal desglosa en su obra. Los mismos nos ayudarán a aprender a amar como solo una chica francesa puede hacerlo:

 

1. La admiración

 

“Soneto” Charles Cros

bicicleta chica

 

"No haré versos para ti,

Dama, la más rubia de las rubias

Conquistarás la totalidad del universo

Serás la reina de todos los mundos

Tus ojos de zafiro, abiertos,

Inquietos como las olas

De los ríos, de los lagos, de los mares,

Enloquéceme

Estoy siempre indefenso antes

Que esa boca, rosa de mayo,

Que dice mucho sin decir una sola palabra

Que dice la palabra incomparable

Esa flor deliciosamente sin sentido

Floreciente en el sol de París".

 

Admirar e idealizar a la otra persona es el primer paso para enamorarnos. Reconocemos en ella lo que tanto anhelamos en nosotros y de esa contemplación surgen los primeros pasos del deseo.

-

 

2. El físico

"Quiero dormir contigo" Joyce Mansour

marion cotillard

 

"Quiero dormir contigo lado con lado

Nuestro cabello entrelazado

Nuestros sexos unidos

Con tu boca para una almohada.

Quiero dormir contigo espalda con espalda

Sin aliento para separarnos

Sin palabras para distraernos

Sin ojos para mentirnos

Desnudos.

Para dormir contigo pecho con pecho

Tensa y transpirando

Brillando con mil temblores

Consumida por la inercia extática loca

Tendida sobre tu sombra

Martillada por tu lengua

Para morir en los dientes nauseabundos de un conejo

Feliz".

Desbordamos nuestros pensamientos en adivinar qué pasaría si nuestros labios se unieran con los suyos y los cuerpos se fundieran en uno solo. Es el físico el que nos lleva a los arrebatos carnales y a entregarnos de lleno en el amor.  

3. La esperanza

 

“Las rosas de Saadi” Marceline Desbordes-Valmore

ambicion cosas que hacen las mujeres fuertes

"Quise hoy de mañana regalarte unas rosas

pero tantas me puse en mi traje ajustado

que los nudos apenas pudieron contenerlas.

Y saltaron los nudos. Y volaron las rosas

con el viento hacia el mar: me habían abandonado.

Y siguieron y el agua no quiso devolverlas.

Volviese roja el agua, pareció llamarada.

Esta noche mi ropa sigue aún perfumada…

Ven y respira en mí su fragante llamada".

 

¿Hay algo más terrible y a la vez más cautivador que la esperanza? Ella nos lleva a la idealización de la persona y la ciega contemplación de que ella y todo son perfectos.

-

 

4. El nacimiento del amor

“Soneto XVIII” Louise Labé

*Fuente: Tumblr.

"Bésame una vez más, vuelve a besarme y bésame

dame uno de tus besos más sabrosos

dame uno de los más cariñosos

y yo te devolveré cuatro ardientes como brasas

Ah, ¿te quejas? Ven, que calmaré ese mal

dándote otros diez muy dulces

Así, mezclados nuestros besos, tan felices

gocemos uno de otro a nuestro gusto

Así tendremos ambos doble vida

Cada uno de nosotros vivirá en sí y en el otro

Permíteme, amor mío, que piense alguna locura

Me siento siempre mal viviendo juiciosamente

y no me puedo sentir satisfecha

si no salgo alguna vez de mí misma".

Los fuegos explotan cuando somos capaces de decir “te amo”. Es en ese momento cuando el asunto se torna desesperadamente serio y ya nada es lo mismo ante la ausencia del otro.

5. La cristalización

“Los pasos” Paul Valery

mujeres independientes

 

"Pasos nacidos de un silencio

tenue, sagradamente dados,

hacia el recinto de mis sueños

vienen tranquilos, apagados.

Rumores puros y divinos,

todos los dones que descubro

-¡oh blandos pasos reprimidos!-

llegan desde tus pies desnudos.

Si en el convite de tus labios

escoge para su sosiego

mi pensamiento -huésped ávido-

el vivo manjar de tu beso.

Avanza con dulzura lenta,

con ternura de ritmos vagos:

como ha vivido de tu espera,

mi corazón marcha en tus pasos".

 

Una vez saciada la sed de la pasión, viene la llamada cristalización. Ese breve espacio donde el amor se consolida, reposa y aparece como un brillo súbito para los amantes.  

6. Las reservas 

“Sin título” Charles Baudelaire

chica contemplando

 

"Tú, a quien yo adoro como al firmamento de la noche,

Urna de tristeza, bella y silenciosa;

Te amo más, porque te apartas de mí

Adornando la noche, pero con gran ironía

Aumentando el espacio azul absoluto

Lo que aleja el cielo de mi abrazo.

Salto a tu ataque, subo en asalto

Como cadáveres de gusano alimentando ágilmente en la bóveda,

Y te aprecio, implacable, bestia cruel

Hasta esa última frialdad que me encanta".

 

Se refiere al súbito despertar del hechizo embriagante del amor. Abrir los ojos ante o que el otro es y lo que nos hace sentir. La resaca se deja sentir para ambas partes.

 -
 

7-¿Qué ha pasado? 

“Para…” Rene Char

ese amor platonico

 

"Hace años que has sido mi amor,

El vértigo que siento cuando me encuentro esperando

Que nada puede hacer viejo, enfriar;

Incluso aquello que esperaba nuestra muerte,

O gradualmente sabía cómo combatirnos,

Incluso aquello a lo que somos extraños,

Mis eclipses y también mis retornos.

Prohibido como un obturador de boj,

Y la fortuna extrema y compacta

Es nuestra cordillera,

Nuestro esplendor compacto.

Digo fortuna, o mi obrera;

Cada uno de nosotros puede recibir

Otra parte del misterio

Sin derramar su secreto;

Y el sufrimiento que viene de otra parte

Encuentra por fin su separación

En la carne de nuestra unidad,

Encuentra por fin su camino solar

En el centro de nuestra densa nube

Que llora y recomienza.


Digo fortuna de la manera en que la siento.

Has elevado la cumbre

Que mi espera tendrá que cruzar

Cuando mañana ya no esté más ahí".

El despertar total a la realidad golpea con crueldad. La resaca se ha ido y lo que antes brillaba, ahora tiene un aura un poco turbia que empaña nuestros sentimientos. 

 

 *****

Si eres escritor de poesía, no puedes dejar de leer los 7 consejos para escribir poesía y no morir en el intento. No solo en Francia se ha escrito poesía fascinante, aquí te presentamos una breve historia de la poesía china.



Fuente:
Lithub


Referencias: