Letras

Bukowski y sus consejos amigables para jóvenes

Letras Bukowski y sus consejos amigables para jóvenes


De él se ha dicho mucho; considerado por algunos críticos como el último poeta maldito de la literatura norteamericana, Bukowski fue un personaje complejo: alcohólico, poeta, escritor, cartero, guionista, misógino, incomprendido, todo se refleja en su obra; su realismo sucio ha inspirado a miles de aspirantes a escritores a lograr lo que él pudo: vivir de sus escritos aunque eso implique pasar por la vida con ese romántico estilo que se equilibra entre el alcohol, el desamor y la máquina de escribir.

tumblr_lwdw05GDAx1qap8kqo2_500

Con un estilo inconfundible, una crudeza visceral y una visión pesimista, los cuentos de Bukowski, y su obra en general, lleva al lector por el bajo mundo de Los Ángeles, a la mente de alguien que se considera “un alcohólico que escribe para poder beber”.

Además de su irreverencia y su manera particular de disfrutar la vida, Charles Bukowsky compartió sus ya famosos consejos a jóvenes escritores a quienes decía que “existen cosas peores que estar solo, pero a menudo lleva décadas darse cuenta y la mayoría de las veces, cuando lo haces, es demasiado tarde y no hay nada más terrible que demasiado tarde”.

Escribir ebrio y encontrar lo que amas para que eso sea lo que te mate, sólo se suman a un listado de 21 frases que podrían o no funcionar como instructivo para la vida.

Charles-Bukowski_MILIMA20140314_0239_11

"Consejos amigables para muchos jóvenes" es un poema que pertenece a la trilogía The Roominghouse Madrigals: Early Selected Poems 1946-1966 y que hoy te compartimos. Estos son versos cargados de irreverencia, sarcasmo humorístico y "decadencia lúdica".

Consejos amigables para muchos jóvenes

Ve al Tíbet.

Monta en camello.

Lee la Biblia.

Tiñe tus zapatos de azul.

Déjate la barba.

Da la vuelta al mundo en una canoa de papel.

Suscríbete al Saturday Evening Post.

Mastica del lado izquierdo de la boca.

Cásate con una mujer que tenga una sola pierna y aféitate con navaja.

Y graba tu nombres en el brazo de ella.



Lávate los dientes con gasolina.

Duerme todo el día y trepa a los árboles por la noche.

Sé monje y bebe perdigones y cerveza.

Mantén la cabeza bajo el agua y toca el violín.

Baila belly dance frente a velas rosas.

Mata a tu perro.

Postúlate para alcalde.

Vive en un barril.

Rompe tu cabeza con un hacha.

Planta tulipanes bajo la lluvia.


Pero no escribas poesía.


Referencias: