Al final siempre me queda ese sabor agridulce en la boca, ya no sé que es el amor

Miércoles, 3 de octubre de 2018 9:44

|Cultura Colectiva
ya no se que es el amor

La pasión de un momento puede ser perfecta para distraerte, pero aprende las lecciones de este cuento para cuando ya no sabes que es el amor y reconoce que sólo es eso, una distracción.

Texto escrito por: Pandora Chaos



Sentada en la terraza de algún hostal de O Porto mientras el sol me queda la piel, el café se enfría y el cigarrillo se consume entre mis dedos pienso en todo lo que sucedió hasta llegar al punto en el que nos encontramos. En estos 9 meses muchas cosas cambiaron, a veces siento que tengo la costumbre de pensar que las cosas son eternas, incluso conociendo de esa inconstancia que me caracteriza.



ya no se que es el amor 1



Lo extraño como siempre y como nunca, le hice un daño irreparable a mi compañero, lo saqué de mi vida antes de arrancarlo de mi piel. ¿Será que culparme por todo es más fácil que aceptar que el amor se terminó?


Tan cerca y tan lejos. Me encuentro haciéndome preguntas muy tópicas y sobretodo contrafácticas. ¿Hubiéramos tenido un final diferente? 


En algún punto paré de luchar contra la entropía que es tan propia del universo que existe dentro de mi cabeza. Por eso, anoche nos encontramos con ganas de saciar las ansias de piel, una equivocación más para la lista interminable de mis malas decisiones. Le bastó una frase para seducirme, ahí estábamos nuevamente diciéndonos cosas sin sentido. Se aproximó a mi boca y me besó. Mi ego no consiguió resistir a sus provocaciones y acabó por ceder a nuestros deseos momentáneos. 



ya no se que es el amor 2



Dejé que me quitara la ropa y me desnudara el alma una vez más. Me permití el seguir jugando con mis sentimientos considerando que todo para mi significa mucho más. A veces nosotros somos nuestros propios enemigos, le pedimos a los otros que nos cuiden cuando somos incapaces de salvaguardarnos. En aquellos momentos me era imposible pensar con claridad, entonces lo desnudé yo también con la esperanza de llenar ese vacío que me abrumaba, le pedí que se apurara porque quería sentir su cuerpo sobre el mío, deseaba sentirlo a él dentro mío. Me obedeció y me complació. Mientras me dejaba llevar por la fiebre del momento y lo que me afligía se alejaba temporalmente.


Cada orgasmo es una cuota de esperanza vaga como si el sexo pudiese resolver cada problema de nuestra relación, no pudo solucionar nuestras discusiones del pasado mucho menos podrá acortar la distancia del presente. 

Al final siempre me queda ese sabor agridulce en la boca, esa certeza fulminante de que las cosas acabaron hace bastante tiempo y mi negación a soltar esa relación sólo genera más angustia.



ya no se que es el amor 3



No sé bien cómo hacer para terminar con esta locura, más bien nunca he sabido. Ya no sé qué es el amor, ni para dónde voy pero estoy en camino. Un paso a la vez, viviendo el minuto a minuto de las historias fantásticas de mis más variados personajes, a todos ellos les di un poco de mi hasta consumirme completamente. Soy tantas caras diferentes que ya no sé distinguir qué es lo propio y qué es lo ajeno


Me perdí en 25 años de intentar cumplir con las expectativas de todas las personas a las que ya amé y digo intentar porque parecía ser que decepcioné a más personas de las que puedo recordar.


Ya no sé qué es el amor. 



Dedica este poema si sabes que a veces hay que mentir para volver a amar o este poema para decir adiós

REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS