El autor que cambió la ciencia ficción y que pocos conocen
Letras

El autor que cambió la ciencia ficción y que pocos conocen

Avatar of Eduardo Beruben

Por: Eduardo Beruben

4 de abril, 2016

Letras El autor que cambió la ciencia ficción y que pocos conocen
Avatar of Eduardo Beruben

Por: Eduardo Beruben

4 de abril, 2016




Philip Kindred Dick es un escritor al que el adjetivo "genial" lo describe, pero por azares del destino, es casi imposible pensar en él sin hacer referencia a lo infravalorado que fue y continúa siendo. Han pasado 34 años desde su muerte y es una figura enorme en el mundo de las letras, a las que les dedicó su vida. Pero no sólo es una figura clave en ellas, sus obras han influido al cine, a la música, a la cultura popular y obviamente, a la literatura moderna. Dick fue un visionario y un genio; es prácticamente imposible penetrar en la cultura de nuestros días y no repasar algo que Dick le ha legado al mundo, no sólo de forma directa como autor, si no también de forma indirecta con su pensamiento adelantado a su época, y que en sus años no se le supo apreciar como el mundo de hoy lo hace; fue un escritor dotado de un genio enorme, filósofo y pensador que indagó en casi todos los aspectos sociales, morales, éticos y políticos de su época.

Philip K Dick

Dick nació en 1928 en Chicago, tuvo una hermana melliza, Jane, que murió 6 semanas después; hecho que influyó en su vida adulta y lo transmitió en su obra.
Desde muy joven se apasionó por el mundo de las letras y, si bien no era un estudiante brillante, se mostraba como un alumno inteligente y dedicado en las materias que le gustaban. No completó ninguna carrera, aunque tomó cursos universitarios en historia, filosofía, psicología y zoología en la Universidad de California, Berkeley.

Su pasión por la filosofía lo llevo a generar teorías propias que guiarían su vida: pensaba que nuestra existencia es interior y no necesariamente concuerda con el mundo exterior que nos rodea, veía el mundo como una extensión de Dios, y de manera más importante -al menos en su obra- pensaba que no se puede comprobar la existencia real de éste y jamás sabremos si realmente está ahí. Continuó su vida en un trabajo menor de otra de sus pasiones, la música. Fue vendedor de una tienda llamada Art Music Company; en esa etapa de su vida comenzó a publicar sus novelas e historias cortas de ciencia ficción, género en el que publicaría, a lo largo de su carrera, 44 novelas y 121 historias cortas que constituyen una obra envidiable, genial y visionaria.

el autor de la cultura moderna

Como pasa con cualquier escritor o artista que publica un gran número de obras, existen obras de Dick de las que no se sabe mucho y que han pasado los tiempos en relativa oscuridad, pero también tiene varias novelas e historias cortas que nos han puesto a reflexionar y meditar distintos aspectos de la vida. Leer a Dick no es leer ciencia ficción vacía, sobre luchas entre humanos y marcianos, ni es leer una tontería; leerlo es adentrarte en un mundo serio, oscuro, que desearías que nunca se convirtiera en realidad, aunque sabes que puede llegar a serlo. Es usar tu mente y cerebro para pensar. No es literatura sencilla, si bien su obra no es exactamente compleja, sí requiere de una gran atención e imaginación por parte del lector.

Sus obras más famosas incluyen: "El hombre en el castillo" (1963), en el que muestra un mundo alterno en el que el Eje venció en la Segunda Guerra Mundial, se centra en un Estados Unidos que vive bajo un régimen totalitario . En 1968 publica "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" y nos cuenta la historia de un policía encargado de eliminar a 6 androides fugitivos, en 1982 la obra llegó al cine con el nombre de "Blade Runner".



En 1969 legó al mundo la que para muchos críticos es su obra más representativa y lograda, "Ubik", una novela perturbadora que nos relata una historia que ocurre en un futuro en el que existen muchas personas con la habilidad de leer mentes y agencias que se encargan de bloquear estos poderes telepáticos; me atrevo a decir que es una de las mejores novelas de la historia y la mejor novela de ciencia ficción que existe. En 1975 publica "Fluyan mis lágrimas, dijo el policía", en esta ocasión escribe sobre una celebridad que al despertar un día descubre que nadie lo conoce en  Estados Unidos, un país totalitario en los que todos necesitan una identidad.  En 1977 salió a la luz otra de sus obras más representativas (que fue llevada al cine en 2006 por Richard Linklater), "Una mirada en la oscuridad", una triste parábola, oscura y deprimente sobre la cultura de las drogas y sus catastróficas consecuencias. 



Dick fue un escritor impresionante que vivió su vida en condiciones miserables para un hombre tan talentoso, su obra ganaba muchos premios, pero no se vendía en grandes cantidades, y nunca fue muy popular con las masas. Philip no alcanzó el prestigio que los mejores escritores tienen; no se le menciona junto a Tolstoi, Dostoievski o Joyce, aunque si existe un autor de ciencia ficción que merezca esto, es él. Probablemente fue cuestión del género en el que escribió; habría que decir que es la figura más influyente e importante de las letras estadounidenses del siglo XX, pero su obra no tiene la seriedad "realista" que a los críticos les gusta. Por eso prefieren inclinarse por apellidos como Faulkner o Hemingway al mencionar a los grandes de la literatura estadounidense. 

Gracias a él no sólo existen películas que se basan directamente en su obra como "Blade Runner", "El vengador del futuro", "Una mirada en la oscuridad" o "Minority Report"; tampoco existirían películas como "Matrix", "Existenz", "Videodrome" o "Brazil",  ni series como "Black Mirror".
 Este escritor penetró en la cultura con sus temáticas oscuras y siniestras que nos aterran, porque sabemos que es posible que nuestra vida llegue a un momento en que los avances tecnológicos o las guerras nos lleven a las situaciones que él relataba mejor que nadie. 

Philip Dick murió en 1982, en condiciones tristes; estaba enfermo de la mente y tenía fuertes alucinaciones que le dañaban el cerebro. La causa de su muerte fue un ataque al corazón anunciado. Días antes había hablado con su doctor para reportarle que su visión estaba disminuyendo, y se le aconsejó ir al médico: no lo hizo.

Miles de artistas mueren y su obra queda prácticamente olvidada, a pesar de que en su época gozaban de gran popularidad (William Somerset, por ejemplo). Con él sucede lo contrario: vivió en la obscuridad y tras su muerte penetró en la cultura popular como pocos autores, y ha sido una gran influencia en grandes obras. Un genio aún después de su muerte. 




Te podría interesar
*
10 libros indispensables que todo amante de la literatura debería leer
*
Fiódor Dostoyevski, ¿el mejor escritor de la historia?





Referencias: