El libro que demuestra que el amor nunca es correspondido

El libro que demuestra que el amor nunca es correspondido

Por: Pamela Muñoz -



 “Sentía una inmensa ternura por ella. Estaba seguro de que la querría siempre, para mi dicha y también mi desdicha”.

Mario Vargas Llosa, Travesuras de la niña mala



Todos tenemos una historia secreta, aquella que en nuestro interior se encuentra segura del tiempo, del polvo y de la realidad. Está guardada porque nos daña, porque a pesar de haber regado nuestros corazones de felicidad, también dejó un hueco imposible de llenar; aprendimos a vivir con él, pero nada lo llena -ni llenará-. No importa la época, ese tipo de secretos todos lo tenemos (o tendremos) y se tratará de un amor no correspondido.


“No me preguntes por qué, porque ni muerta te lo voy a decir.
Nunca te voy a decir que te quiero aunque te quiera”.

Mario Vargas Llosa



El amor tiene tantos significados como amantes existen en el mundo, pero bien es cierto que éste encuentra un término general dependiendo de la época en que se viva; más allá de las generaciones, el contexto histórico marca la manera en la que vemos, vivimos y sentimos el amor. 
La guerra, la posguerra, la crisis, los conflictos armados, las revoluciones, la tecnología, la sociedad, etc., son aspectos que influyen -tal vez muy a pesar de nosotros- en cómo definimos el amor.

Travesuras de la Niña Mala


Leer una novela como "Travesuras de la Niña Mala" de Mario Vargas Llosa puede ser suficiente para pensar que la realidad supera a cualquier libro. La manera entretenida y exacta en que este autor (ganador del Premio Novel de Literatura en el 2010) nos lleva a cuestionar todos los valores y la significancia de la mitología romántica es innegable. Basta con el primer capítulo para sentir el estilo de uno de los mejores escritores latinoamericanos: minucioso pero sencillo, elegante y transparente; este libro nos transporta a un lugar donde no existe el tiempo.


Travesuras de una niña mala de Vargas Llosa

Publicada en 2006, esta novela fue una consecuencia literaria de las dudas que el mismo autor tenía sobre el amor de esta época, una especie de amor que se desmiente a sí mismo en la práctica, un amor que no es romántico pero también es amor. Una especie de equilibrio entre el movimiento puro de las emociones y la sublimación del instinto sexual.


“En el amor hay algo más… algo que implica a todo lo que es la condición humana: el instinto, el sexo, la pasión, también el espíritu, y ciertos fantasmas del inconsciente que de pronto se vuelcan en un tipo de relación que saca lo mejor, y lo peor de las personas”. Vargas Llosa


Travesuras de la Niña Mala

Ensayo, novela o ficción autobiográfica, "Travesuras de La Niña Mala" es una obra escrita para entender el amor en sus diferentes formas; los personajes se desarrollan con distintas características que les dan un toque de autenticidad, desde Ricardo, el protagonista, (Homenaje a Flaubert, "La Educación Sentimental") quien carece del romanticismo aventurero, siendo una especie de amante pasivo, hasta La Niña Mala, la peruanita de quien se enamora; es ella quien experimenta un amor más desenfrenado, una especie de poliamor que la lleva a conocer todo el mundo.

Travesuras de la Niña Mala

La manera en que esta historia envuelve al lector a través de sus personajes resulta suficiente para darnos una idea de los altibajos que sufre la mayoría de la humanidad. Una novela que vuelve a demostrar que las vidas extraordinarias son siempre marginales, y que a pesar de que la literatura y el arte han realzado y establecido algunos modelos, la mayoría de los seres humanos están aprisionados.




**
Mario Vargas Llosa no sólo es un escritor que, a través de sus letras, no lleva por caminos desconocidos (o muy conocidos), también es lector y aventurero de paisajes escritor por otros, por eso te compartimos la lista de 9 libros que hay que leer antes de morir según este ganador del premio Nobel





Referencias: