Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos
Letras

Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

1 de agosto, 2017

Letras Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

1 de agosto, 2017


Existe una mujer en el mundo de las letras que no se cansa de recorrer caminos para encontrar nuevas realidades y experiencias; todo con el fin de retratar su andar como una visita al mundo mágico, aquél que abunda en los pueblos y en los rostros de las personas que en ellos habitan, mismos que cuentan historias a través de su mirada. Paola Klug se ha dedicado a plasmar las historias que va viviendo y presenciando conforme ha ido madurando.


Una de las historias que más ha cautivado al mundo es aquélla en el cual narra la forma más genuina de deshacerse de los problemas y las contradicciones de la vida: "Trenzaré mi tristeza". Según la perspectiva planteada en el relato, superar los contratiempos no es cuestión de evadirlos, sino de atravesarlos de la mejor manera posible, ¿cómo? Aprendiendo y evitando volver a caer en ello.


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 1


«Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo».


Klug hace una analogía con la vida y el cabello, describiéndolos como la fuerza de la mujer para afrontar los problemas que la vida tiene para darle. Puede que haya dolor, confusión, miedo y hasta tristeza, pero no es nada que una mujer con cabellera hermosa no logre superar. El cabello aprisiona los problemas, no a modo de retener, sino de exprimirlos, de ahogarlos y no dejar que afecten en la vida.


«[…] había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas, que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo».


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 2


Pero no importa si el cabello es corto, crecerá; justo como la vida. Si ahora es injusta, con el tiempo se volverá la más agradable y propicia. Klug hizo de un simple relato la mejor manera de combatir la tristeza; de darle una patada y no hacerla volver. Cada que una mujer triste lee el poema siente que aún hay esperanza en la vida y en el mundo. Los comentarios en el poema respaldan esta aseveración ya que no hay chica que no le deje un mensaje lleno de amor y que una lágrima ruede por su mejilla. Ella ha sabido escribir de manera más amigable y muy empáticamente lo que siente y que le aqueja a otras mujeres.


«Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza. Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole».


La poeta le ha dado sentido a la vida con sus escritos que no son más que sus vivencias diarias. Este poema fue el que la llevó a ser conocida; sin embargo, no es el único que posee, de hecho, cuenta en su haber con un sinfín de narraciones que hablan de la sensibilidad de una mujer que ha vivido decepciones, tristezas y alegrías, pero todas endulzadas con el sabor de los relatos prehispánicos que ha escuchado; de los consejos de su abuela, madre y amigas que han hecho de su vida algo mucho más apacible y, por supuesto, más enriquecedor.


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 3


«Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aún si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…»


Como parte de su obra, Paola Klug está por lanzar un libro titulado Relatos de las Brujas Morenas que recopila 13 historias sobre mujeres místicas, mágicas y que tienen en común rasgos muy específicos: son humanas y se equivocan, aciertan y le dan su propio sentido a la vida. Ella les llama “historias de las Brujas de color de la tierra, hijas de la luna, la lluvia y el viento” que hacen de su vida lo que quieren, siempre con la proeza de ser únicas y de creer en sí mismas eternamente más que en cualquier otro ser vivo en la tierra, porque el amor empieza desde una misma, hasta el final.


«Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello».


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 4



Al mismo tiempo tiene una fascinación por otros relatos que ha ido construyendo; porque su vida, el amor, la justicia y el futuro son una conjunción de anécdotas que poco a poco se convierten en nuevas narraciones que conforman la identidad de toda persona dispuesta a llevar sus sentimientos al máximo. Conoce a continuación 15 diferentes cuentos de la mujer que le dio al mundo un sentido mucho más místico y mágico.


::


Que el calor del recuerdo de tu abuela,

mitigue el frío de tus noches nuevas.

Guarda con alegría

la marimba en tu alma,

hermano quetzal, torogoz,

guacamaya y guardabarranco.


- Extracto de “Lágrimas de miel”


-


Te convertiré en recuerdo- le dijo mientras lo veía por última vez.

Serás un triste vals bailado en la fiesta de otoño,

las notas de la canción que jamás toqué.

Serás un murmullo- dijo llorando

las voces quedas que vienen y van dentro de mi cabeza,

el plapeo de mis lluvias de julio y el muérdago que no ha nacido aún.


-Extracto de “¿Cómo convertirte en recuerdo?”


-


No prometimos una eternidad, era un instante, una estación, un resoplo en los pulmones del mundo.

Nos prometimos nuestro propio altar, un par de almohadones y las calles vacías; un árbol y una cascada, un cruce de historias, un solo final.

Nos dimos diciembres, un bouquet de naturaleza muerta, el hielo cayendo desde las tejas.


-Extracto de “Otoño”


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 5


-

Él y yo, hijos del sueño y la pesadilla; volador y caminante con el mismo inicio pero destino diferente. Es solo parte de la experiencia ¿sabes? No el punto de partida ni el punto final -sólo es el camino-. La puerta que se cierra, la puerta que se abre; la sangre que fluye en diferentes direcciones, recuerdos atrapados en el esternón y los pulmones.


- Extracto de “Él y Yo”


-


¿Qué ha quedado después de la nada? El recuerdo de un aliento lejano, el rastro de unas manos húmedas. Un violín que se desgarra a las seis de la mañana cuando aún no nace el sol.


-Extracto de “Después”


-

La finalidad de los textos es crear nuevos mundos que funjan como propios una vez que nos adentramos, pero no era necesario que lo pensara así. Al leer cada una de las narraciones que la poeta hace nos involucra lentamente en su mundo.


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 6


-

Una noche antes de la Noche de San Juan – se acerca un solsticio rosa con alfombra de escarcha-.

La lluvia que eclipsa a la luna. El sol que eclipsa a la luna. La luna llora y después llueve también.

Cuán tristes son las palabras no escritas, las no pronunciadas puesto que se marchitan en la garganta y caen en el estómago, que después las hace trizas.


- Extracto de “Melancólico Solsticio”


-


Las mujeres desgranaron de su corazón dorado los cantos de rebeldía,

Los hombres germinaron su valor entre los sueños del campo y la batalla,

Y sus raíces eran fuertes y profundas

tan insondables

que no pudieron ser arrancadas ni por el fuego, ni por la cruz.

El pueblo del maíz enfrentó su destino,

¡fue arrasado por el hambre, por la espada, por la esclavitud!

pero cada alma era una milpa

que en silencio crecía, que en la oscuridad se levantaba

para continuar con su legado ancestral.


- Extracto de “El Pueblo del Maíz”


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 7


-

Te miro desde afuera y te me antojas vacío

Me miras desde afuera y te parezco indigna

pero seguimos mirándonos- aun con otros ojos-

Sin nuestra épica batalla conjunta de intentar consumar una mentira

ahora peleamos entre nosotros usando el silencio

¡a matar o morir! sin usar las palabras que antes crearon nuestro mundo.



- Extracto de “Dos Tristes Nocturnos”


-


Dicen que no pertenezco a ningún lado, que soy mitad caballo y mitad lobo. Porque mis labios hablan una lengua distinta a la que habla mi corazón.

¿Y qué saben ellos del canto de mi sangre que arde? ¿Qué saben de los recuerdos que trenzan junto a mis cabellos las manos morenas de mi abuela venado?

Mi voz es chinanteca y mi puño es Yoreme.



-Extracto de “Mestiza”


-


Caminó entre la espuma del mar mojándose el alma, con el sabor de la sal en los labios sellados. Cubierta por las olas miró caer al sol en el horizonte gris, la última lágrima brotó y con ella se formaron densas nubes que gritaron sus propias tormentas.


- Extracto de “Onanismo”


-

No importa si son narraciones prehispánicas o no, su mundo es siempre el adecuado para creer en la magia y la vida.


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 8


-


Bajo la sombra del Sabino

arrullada por el viento sur- al cual pertenezco-

con los pies llenos de campo

y la nostalgia callada

mi alma llueve como estrella

al recrear el pasado

compartiendo dimensiones con el quetzal que fui

y el coyote en el que me convertiré.


- Extracto de “El Poema de Sabino”


-


Saberse sin sangre,

sin entrañas,

ni ataduras;

Sentirse despojada de los recuerdos ajenos,

incinerada como las fotografías de infancia,

maldecida como todos los locos.


-Extracto de “ Saberse sin entrañas”


-


Y allí está, sentada con los ojos llorosos.

Con las alas de águila volando en su mente,

con la flauta nativa retumbando en sus oídos sordos,

Con un nuevo gran cañón abriéndose dentro de su pecho,

por sus tsunamis y sismos internos.


- Extracto de “Huérfana eterna del mundo”


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 9


-


No es que juzgue carajo, también me acuerdo

cuando bebía dos litros de tristeza al día, con su toque de sal y limón.

También me acuerdo cuando me fumaba la ira en la pipa de la soledad,

cuando forjaba las promesas en la sábana de papel

y las quemaba con los cerillos…



- Extracto de “Y es que así son las cosas”


-


Tengo una caja de galletas en la que guardo la voz de Eco y el espejo de Narciso,

La soga de Ixtab y un frasco con la sangre de Lilith,

Donde guardo mi magia,

Donde escondo mi almohada,

Donde están las dríades, ninfas y rusalkas,

Donde nadie ve,

Donde nadie sabe,

Donde todos callan…



- Extracto de “Caja de galletas”


Cómo trenzar tus problemas en 15 relatos prehispánicos 10


-


Así, con cientos de poemas y relatos en su haber, Paola Klug se ha encargado de darle al mundo una versión de sí misma que incluye amor, magia y un sentimiento inmenso de querer vivir a como dé lugar, en especial si el amor propio y la confianza en uno mismo está siempre presente.


Referencias: