Un tercer ojo para volar

Un tercer ojo para volar

 

Dos hojas secas se rozan,
voces de ensueño eclipsan los cielos,
 pulsares pariendo.

 

El filme caracol
si fin o comienzo,
en una barca bogara junto al viento...
Fulgurante matriz de planos diversos,
ventosas que acicalan los cuerpos
rosa de los vientos...

 

La verdad la inhala una brisa atemporal,
  ojos sublimados ante la corriente invernal,
un tercer ojo para volar
un tercer ojo para excavar
y otro,
quizás,
para curar.

 

 

La fotografía que acompaña esta publicación fue tomada por el autor del poema. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar y mejorar el uso y la experiencia de nuestros usuarios en nuestro sitio web. Más información