¿Cómo evitar comprar ropa que nunca vas a usar?

¿Cómo evitar comprar ropa que nunca vas a usar?

Por: Geovanni M -




Primer acto: sales a la calle y en el trayecto a tu destino los aparadores y los letreros reclaman tu atención desde el primer momento. Situados todos de forma estratégica, los números y las palabras se coluden para incluirte en el juego de una compra y venta inmisericorde. Los modelos son ensalzados por tendencias, pasarelas y catálogos ofrecidos como la tentación más deleitable del instante. Aprovecha, rebajas, liquidación y oferta son términos frecuentes en esta dinámica en donde, implícitamente, eres lo que compras y la cantidad que adquieres. 

Segundo acto: el sociólogo y filósofo francés Gilles Lipovetsky  advierte la velocidad de la industria de producción que nos determina y toma el ensayo crítico como el escalpelo para diseccionar una problemática cada vez más amplia y tomada en cuenta cada vez menos. Se compran cosas que no se necesitan; la ropa es el ejemplo perfecto. Primer movimiento. Lipovetsky fragmenta en tres las etapas de desarrollo de la sociedad en nuestros días. El consumo de masas, las economías de consumo y el crecimiento de las sociedades que no hacen sino acumular como signo de placer y felicidad. 

Tercer acto: ese par de jeans de mezclilla luce por demás atractivo. Tienes ocho pares esperando en tu armario pero no importa. Ese color es muy similar a los otros dos pares que aún no terminas de pagar, pero al diablo con todo, te dices. El modelo no es idéntico; quedarían perfectos con ese par de zapatos que viste en el centro comercial. Lo compro, no lo compro. Lo compro... pero antes de enunciar la siguiente frase ya estás frente a la cajera esperando tu vuelto; la vida es una ironía, qué hacerle. La cruda moral vendrá después, cuando mires aquellos dos pares iguales en casa que no recordaste por la adrenalina de la compra; estúpido círculo vicioso. Te juras no volver a hacerlo, pero mientes; nadie está a salvo.

como evitar MULTITUD

¿Qué fue lo que te condujo a comprar lo que de antemano sabías que no necesitabas? La pregunta es obligada pero más aún la respuesta. Lipovetsky no miente. En su ensayo "La felicidad paradójica", el hombre se encuentra en el ojo del huracán que es el consumo. Bestia insaciable que aparece en 1880 y parece debilitarse con el estallido de la Segunda Guerra Mundial pero únicamente muta de apariencia. Con el movimiento armado la producción a gran escala adquiere fuerza. Las máquinas de fabricación en serie producen bienes orientados a durar más tiempo y la moda es un ámbito que no queda fuera de este desarrollo.

como evitar bagass COVER

Ese momento histórico es el mismo que propicia la producción y distribución de las fibras sintéticas; el nylon, acrilán, mezclilla, poliéster y accesorios como la lentejuela están llamados a convertirse en la base de una industria textil en apogeo, con el objetivo de satisfacer una demanda que plantean los nuevos procesos de tejeduría, creación y una esperanza de vida mayor. Durante la primera mitad del siglo XX las condiciones de las prendas son claras; deben garantizar larga duración, cuidado fácil y adaptabilidad al medio lo son todo. Sólo hace falta no olvidar los diseños atractivos. En 1950 nacen entonces las economías de consumo. 

como evitar messs

Ese vestido que tanto te gustó comenzó a fabricarse en ese momento. Cuando todavía no figurabas en los registros médicos de nacimiento, pero ya se fraguaban las tendencias de moda que determinarían "tu estilo". Ese suéter no es el único. Es necesario fabricar otro, otro, otro, y así hasta fomentar la creación de necesidades. Deseos implantados por una industria cada vez más vigorosa pero no necesariamente más acertada. 

como evitar bagss shoes

Se inaugura el primer supermecado, el segundo, el tercero. Cada uno como un complejo de multitiendas con vistosas  y estructuradas campañas publicitarias con la intención de derribar las resistencias culturales y expandir la "sociedad del deseo". Pero no existen preguntas sin respuestas ni avances sin predicciones. En 1943 el piscólogo Abraham Maslow postuló una de las teorías que le daría reconocimiento, pero también generó descontento por el mercado, y declaró que los seres humanos obedecemos a necesidades básicas (inferiores), pero además somos portadores y marionetas de necesidades secundarias (superiores), construidas por el entorno. No necesitaste jamás ese vestido, creíste que lo necesitabas porque te resultó atractivo. Jaque mate.

como evitar bags

De acuerdo con las palabras de Maslow, una pirámide dividida en cinco niveles es la figura perfecta para explicar lo que estoy diciendo.

El número cinco basta para dilucidar esa "jeraraquía de necesidades" donde, en teoría, sólo podrías comprar ese vestido si tus necesidades básicas ( alimentarse, dormir, poseer una buena salud), estuvieran satisfechas, pero en algún punto el vértigo del mercado te arrastró a una oferta de liquidación (necesidad superior) haciéndote creer que la posesión de ese vestido te haría dueña de una imagen de persona "realizada", sin serlo realmente.

como evitar excuse

Laberinto de humo y espejos.  Compras ropa porque tu vacío te quita el sueño, pero duermes sin descansar y crees que nada sucede.

Respiras, comes y duermes; cumples con el escalón primero (fisiológico) de una pirámide para muchos invertida. Tienes empleo, una familia que te adora y quizá recién diste el primer paso para vivir solo; el segundo escalón (seguridad) del parámetro es tuyo.

Tu círculo de amigos en Facebook es amplio, tu noviazgo no es idílico pero camina y de vez en cuando tienes buen sexo; la escalera se acorta y estás en el tercer nivel (afiliación), pero los dos últimos escaños lucen inestables; la autorealización (quinta etapa) parece inalcanzable porque el reconocimiento aún no es pleno (cuarto nivel). Quizá el vestido sea la respuesta pero no lo sabes. 

como evitar GIFT

Vivimos en una sociedad arrolladora. El éxito es un concepto asociado con imagen y una buena imagen precisa lujos. El lujo es una marca costosa. El costo lo determina un sector industrial constituido por grandes grupos empresariales y el empresario es una figura exitosa, como el cantante, la modelo, el youtuber o el actor porque las personalidades son retratos de una comunidad autorrealizada y reconocida. No necesitas ese vestido. Es hermoso, el diseño y el acabado no lo tienen ningún otro vestido, sólo otros diez mil producidos en un país al otro lado del mundo, pero tú no puedes verlo. ¿Qué ganarías?

como evitar bagss class

La ropa que no necesitas corresponde al 70 u 80 % de prendas que únicamente estorban en tu armario. Zapatos, bolsos, mochilas, cinturones, accesorios y prendas que se multiplican mientras evitas mirarte al espejo para conocerte mejor. El celular te mantiene distraído. Esa aplicación te mantiene enajenado. La rutina del fin de semana te mantiene abstraído. La compra y venta también. Cuando no es por seria necesidad, forma parte del circo de la distracción. ¿Cómo se llamó la obra?

::

Para evitar comprar la ropa que no necesitas verifica tu armario antes de salir.

No todo lo que aparece en los catálogos es una regla, experimenta por cuenta propia

El precio no es sinónimo de estilo, recuerda que el lujo no está relacionado con el atractivo.

No lo compres sólo porque te combina, una compra intuitiva no siempre es un acierto en tu outfit

Los precios bajos no siempre aluden a baja calidad, el costo es tan sólo una variable, no un indicador.

Considera tu estilo, lo que figura en los aparadores no siempre es lo indicado para tu armario.

::

Las estadísticas sustentan que quien compra la despensa después de comer compra menos y casi siempre lo que en verdad necesita. El tiempo no anda para atrás; tampoco la vida. Ni remedios mágicos ni antídotos milagrosos. La única solución, según Lipovetsky, está en replantear la importancia de los goces inmediatos que brinda comprar algo, en lugar de replicar esos hábitos que por años han contaminado tu propia imagen

El traje nuevo del emperador nunca existió; jamás aprendió a contemplarse desnudo. 






Referencias: