Looks que sólo usan las mujeres sensuales y sin miedo
Moda

Looks que sólo usan las mujeres sensuales y sin miedo

Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

28 de octubre, 2016

Moda Looks que sólo usan las mujeres sensuales y sin miedo
Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

28 de octubre, 2016




Cuando pensamos en prendas sensuales y ropa dispuesta para la pasión, la mente sólo puede dirigirnos a paraísos de exótica lencería, sugerentes minifaldas y atrevidos vestidos. Para nada se cruza por nuestra cabeza la idea de portar un suéter como signo máximo de lascivia en el vestir. Todo se debe, claro, a que tenemos incrustadas en la memoria ciertas imágenes de lo que conlleva usar una de estas piezas contra el frío. La postal navideña, ésa donde personajes de tono familiar se acurrucan frente a la chimenea para tomar una reconfortante taza de chocolate y malvaviscos, tiene por completo la culpa; ese aspecto invernal es el causante de que no podamos concebir a dicha prenda como un elemento más del placer visual.

looks sensuales kate winslet

Eso y que mujeres como Renée Zellweger o Kate Winslet nos han vendido con éxito el retrato de una chica ensimismada, envuelta en suéteres feos pero muy cómodos, sin una gota de maquillaje y un escenario idílicamente acogedor. En un sentido general, Erica von Kager, famosa ilustradora de mediados de siglo XX, y directores como Richard Curtis han estructurado una fantasía visual que no nos permite pensar la navidad, el clima decembrino o la ropa abrigadora en un tenor distinto más que el del bienestar cálido. En los años 50 y una euforia desmedida por el filme de temporada se creó esta silueta que no autoriza en lo absoluto la inserción de ningún ápice de sensualidad o coqueteo con la concupiscencia.

looks sensuales erica von kruger

Al respecto, no nos queda más que demostrar el error que esto significa. ¿Quién dijo que la época de frío y las temporadas de gélida atmósfera no son óptimas para juguetear con el atractivo físico o las normas de la seducción? Nadie lo sabe pero es un equívoco total. Para desmentir esta idea, basta con observar detenidamente una tendencia que se ha posicionado muy bien entre las chicas neoyorkinas o del Street style europeo: el suéter cold-shoulder.

looks sensuales negro

¿En qué consiste esta estructura?

::

Es una prenda abrigadora que deja al descubierto una de las más seductoras partes del cuerpo femenino.

looks sensuales off shoulder

Innova con el look tradicional para brindar otras opciones de estilo.

looks sensuales semana de la moda

Este vestir aporta dinamismo a lo ya establecido.

looks sensuales cafe

Permite que la mujer quien le porta se sienta segura de su cuerpo en cualquier situación.

looks sensuales nude

Hace que le perdamos el miedo a una época donde el frío representa un monstruo del cual huir.

looks sensuales muro

Aporta clase a todo lo que le complemente; ya sea un par de jeans o una falda midi.

looks sensuales con falda

Es tan versátil que puedes acompañarle prácticamente con cualquier cosa.

looks sensuales gris

Un suéter de “hombro frío” llama la atención de todo el mundo, así que puedes convertirte en el centro de atención cuando mejor lo decidas.

looks sensuales estilo

Ajusta en cualquier tipo de cuerpo y demuestra que no hay figura incapaz de ser sexy.

looks sensuales blanco

Por alguna razón que no sabemos si tiene que ver con la pieza misma o lo que ésta imprime sobre el cuerpo, el poder femenino que irradia un cold shoulder es en extremo potente.

looks sensuales con maxifalda

::

Alineándonos a esa vieja ley de mostrarlo todo sin enseñar demasiado, estos suéteres que se abren paso entre los armarios de las chicas más trendy del mundo no deben ser desdeñados en lo más mínimo. Son la alternativa perfecta para quitarle su halo de solemnidad a la temporada decembrina y dejarse llevar por la moda más bella que pudo habernos llegado. Puedes completar esta información también con 10 looks que sólo las mujeres seguras de sí mismas se atreven a usar y 7 reglas básicas de moda para sacarle provecho a tus curvas.








Referencias: