10 cosas que debes saber antes de usar ropa de diseñador todos los días
Moda

10 cosas que debes saber antes de usar ropa de diseñador todos los días

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

3 de abril, 2017

Moda 10 cosas que debes saber antes de usar ropa de diseñador todos los días
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

3 de abril, 2017




La elegancia está en la manera en que nos desenvolvemos en el mundo. Hay quien tiene los medios económicos para solventar un clóset de ensueño, repleto de indumentaria creada de casas exclusivas, usando materiales poco convencionales y medidas exactas. Pero si piensas que comprar prendas de ese tipo antes conocer tendencias y estilos, simplemente será dinero gastado equivocadamente.

En los años veinte, Jeanne Lanvin revolucionó el mercado de la moda. Apostó por colores vivos adquiriendo su propia tonalidad de azul, "el azul Lanvin" que hasta la fecha es característico de la firma. Pocos se pueden dar el lujo de tener algo similar. En aquella época, comenzó a diseñar atuendos para su joven hija que poco a poco las chicas de la época adquirieron.

usar ropa de diseñador

Hizo del cuerpo un lienzo, como si de un pintor se tratara. Cada prenda la adaptaba a sus clientes sin perder los detalles y las formas. El cuidado de las telas puesta en cada vestido es el punto más importante de una creación de alta costura. En su caso, había que tenerla bajo observación y era curada previo a la confección. Un buen atuendo es merecedor de cuidados especiales.

Curaban las telas de manera que mantenían siempre tan rígidas o flácidas como se requiriera. Los colores jamás se dañaban y eran cuidadas por experto en la industria textil.

No en vano, durante los años veinte y treinta, sus creaciones  fueron adquiridas por personalidades del cine y la alta sociedad. Ellas sabían que la confección iba más allá de cortar las telas a la medida y ensamblar patrones. Era un arte que implicaba miles de detalles. Es decir, cada "plisado", cada costura, cada línea de hilo estaba puesta de manera que luciera en la pieza y no fuera opacada ni por la belleza de la mujer que lo portara. La intención de Lanvin era que las mujeres hicieran gala de un atuendo tan bello como ellas y ésa sigue siendo nuestra máxima en un buen atelier

Tomaba las medidas de las clientas tan precisamente que armó un catálogo con las más asiduas en las que llevaba control de su peso por si aumentaba o disminuya, peor nunca entregaba un traje que no le quedara bien.

usar ropa de diseñador

Al ser una gran aficionada del arte, sus diseños se basaban mayormente en pinturas y corrientes artísticas de moda, logrando innovación en ellos. Sin embargo, eran combinados con patrones clásicos; incluso había atuendos que estaban inspirados en la moda victoriana, pero con el sello moderno que la francesa le imprimía.

El patronaje convencional era usado como una guía. Los cortes estilo corsé eran los principales. 

En 1889, en su primer atelier recibió la visita de todas las chicas parisinas que buscaban verse elegantes y bellas; pero cuando su pequeño taller creció, iban para darle prestigio a su estilo. Lanvin era la más reconocida diseñadora en París, no solo por los bellos vestidos que creaba, por la elegancia que la caracterizada. Cuentan que entrar a su taller te impregnaba de un aire extraño, que te hacía no querer salir de ahí si no era con uno de sus diseños sobre ti. Adquirir un vestido de su marca, era un presagio de lucir realmente bella.

Las chicas pertenecientes a la alta alcurnia la posicionaron en lo más alto de la pirámide de la moda en ropa pues eran las hijas de los altos políticos o monarquías de todo el mundo, las que adquirían sus productos.

usar ropa de diseñador

Entre su larga lista de clientes se encontraba la diva del cine Marlene Dietrich y celebridades de la época, quienes viajaban hasta París para que Lanvin les confeccionara sus vestidos. De gala o casuales, las prendas siempre lucían bien sobre ellas.

La diva le recomendó el atelier a sus amigas con el fin de que vistieran mejor. La realeza le peía confeccionara su vestidos de gala y los casuales.

En 1909, Vogue la pone en la mira del mundo, cómo no hacerlo si era única en lo que hacía. La marca crecía rápidamente y con ella, la popularidad de su estilo y el buen gusto. En 1920, incursionó en el mundo de los accesorios. Dentro de esta categoría, comenzó a diseñar objetos igualmente para adornar, pero esta ocasión, puntos específicos del cuerpo; los cuales sirvieron de inspiración para muchas otras marcas, incluso hasta la fecha. Entre diseños sencillos y poco convencionales, la casa francesa le dio a la ropa un toque estrafalario y excéntrico gracias a los detalles en los collares y artes. Los accesorios fungen desde entonces como ese plus que necesitamos para complementar nuestro estilo; hasta hoy sigue siendo de esta manera con cualquier firma de tradición y excelencia en sus formas.

Con incrustaciones de oro y diamantes puros, logró crear una línea tan exitosa como la ropa. También estaban hechos a la medida de las personas y las diseñaban con la idea central de las damas que adquieran sus productos.

usar ropa de diseñador

Uno de los principales diseños creados por ella es el famoso Breton Suit, la unión de una falda larga una chaqueta corta con botones pequeños y un cuello grande. Un sombrero de marinero completaba el look. Todo en un mismo tono con los detalles en un color contrastante. De igual manera, una inspiración sportswear hizo de Lanvin un ícono mundial. Después de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres se liberaron del molesto corsé y usar prendas más sueltas, con un aire a la indumentaria de los deportistas de la época. 
Lanvin introdujo en su colección, una línea para los caballeros y con ella, la ropa deportiva se hizo aún más popular. 

Mientras uno denotaba elegancia, el otro era un look casual que por su fama, fabricaron en serie con tallas definidas. Aunque hacían trajes especiales y hechos a la medida, eran tan populares que lo mejor fue definir medias estándar que pudieran ser usados por cualquier chica.

En 1946, "Madame Lanvin", como se le conocía mundialmente, falleció, dejando el atelier a su hija, quien siguió alimentando el hambre de moda y buen gusto de las mujeres parisinas y del resto del mundo. Desde entonces es una de las marcas más prestigiadas del medio de las pasarelas. Celebridades como Natalie Portman y Nicole Kidman son embajadoras de ella, mientras que su lema sigue siendo el mismo: "unir lo bello y lo moderno".

Actualmente, quien porta un modelo Lanvin, es porque ha superado su nivel de elegancia. Las pasarelas y las alfombras rojas de grandes eventos se llenan de diseñadores de alta costura, pero es el minimalismo de la legendaria marca la que deja la impresión más grande.

usar ropa de diseñador casa lanvin

Casa Lanvin es una maraca costosa, claro. Sin embargo, es de las pocas que mantienen la forma artesanal de realizar sus atuendos con todo el cuidado que requiere una pieza hecha a la medida. Con telas perfectamente cuidadas y diseños bien pensados, la marca sigue siendo sinónimo de belleza, elegancia y sutilidad, misma que Madame Jeanne Lanvin le imprimía a las confecciones de su hija. Es aquí que vemos la composición de la alta costura, colección tras colección, con más de 50 looks versátiles, trabajo a la medida, dedicación artesanal y un séquito de clientes que comparten su visión.

El costo no es bajo. Sin embargo, la calidad amerita los precios que pocas personas pueden costear. Los productos más accesibles son perfumes que oscilan entre los $900 y $1000.

Si quieres conocer acerca de la sensibilidad de la moda, tienes que conocer a Cedric Rivrain y su trabajo. Consulta estos cortos para saber de moda y cine.





Referencias: