Los peores accidentes sobre el escenario que nos recuerdan lo trágico que puede ser el rock
Música

Los peores accidentes sobre el escenario que nos recuerdan lo trágico que puede ser el rock

Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

1 de agosto, 2017

Música Los peores accidentes sobre el escenario que nos recuerdan lo trágico que puede ser el rock
Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

1 de agosto, 2017

Luz y oscuridad, vida y muerte, gloria y ridículo. Todo los artistas son juzgados cuando suben al escenario y se convierten en el centro de atención, el mejor acto de entretenimiento y cualquier hecho fortuito o de infortunio puede ser ovacionado o criticado. Qué difícil es tener que tocar la guitarra mientras se canta y se pasea de extremo a extremo con el fin de robarle un suspiro al público. Sería una tragedia que algún cable suelto entorpezca el andar del músico, provocando una caída inminente y cientos de risas que pasarán a la historia.


Los peores accidentes sobre el escenario que nos recuerdan lo trágico que puede ser el rock 0


Ese es el lado oscuro de la fama, el tener que crear espectáculos con cientos de variables que de un momento a otro pueden desencadenar una graciosa tragedia o algo peor. La caída de Juan Gabriel fue un hecho que paralizó al mundo, aunque haciendo una revisión histórica, hay momentos que superan la conmoción del Divo de Juárez. Aquí un rápido conteo.


-


La quemadura de James Hetfield


En 1992 Metallica estaba ofreciendo un concierto en Canadá y como parte del show se encendían fuegos artificiales. Un mal cálculo de James Hetfield hizo que el fuego lo alcanzara, causándole múltiples quemaduras y la suspensión del evento. Por fortuna, el accidente no pasó a mayores.



-


La batería explosiva de The Who


El grupo de The Who necesitaba tener una gran fuerza para interpretar "My Generation" haciendo que el público se enloqueciera. Por supuesto, cada integrante sabía cómo animar el ambiente, en especial Keith Moon, quien añadió explosivos a su batería. En el momento más alto del tema el instrumento explotó provocando daños en todo el escenario. El más afectado fue Pete Townshend quien desde entonces tiene problemas auditivos.



-


El cabello ardiente de Gene Simmons



El 1973 se vivió uno de los primeros conciertos de KISS, y aunque fue una presentación memorable, un pequeño accidente también ocurrió sobre el escenario. Gene Simmons aún no tenía dominado su acto de tragafuegos y se llevó un susto al haberse incendiado su cabello durante varios segundos.




-


La pierna rota de Dave Grohl


El grunge siempre ha sido áspero, así que los músicos que lo interpretan deben contar con una dureza que soporte el crudo sonido de las guitarras. Dave Grohl, vocalista de Foo Fighters, demostró que tiene la fuerza para ese tipo de música cuando se calló de un escenario y se rompió la pierna. Su más grande hazaña fue regresar para terminar el show.



-


Axl Rose cae en un concierto en el Palacio de los Deportes


El mítico y ahora gordo Axl Roses visitó México para ofrecer un concierto a todos sus fans de antaño. Mientras interpretaba el cóver "Knockin On Heaven's Door", el vocalista tropezó y se mantuvo durante unos segundos sobre el suelo. Quizá los kilos de más le impedían ponerse de pie al instante.



-


Katy Perry y el pastel traicionero


La cantante pop Katy Perry protagonizó los Premios MTV Latinoamérica en 2008. Para finalizar su show se lanzó sobre un pastel gigante. El público explotó en aplausos y ella se paró para salir del escenario. Lo que no esperaba era que sus zapatillas resbalarían una y otra vez con la crema del pastel, provocando la risa de todos sus asistentes.



-


Estas tragedias, algunas más cómicas que otras, nos demuestran que los famosos son tan mortales como el público que los observa. Incluso ellos pueden tropezar y quedar en ridículo.


*

Te puede interesar:


Sólo necesitas 348 rockstars y 64 canciones para conocer la historia del rock

Películas que idealizan el rock


Referencias: