Mientras tú escuchas a las banditas de siempre, esta música popular invadió al mundo
Música

Mientras tú escuchas a las banditas de siempre, esta música popular invadió al mundo

Avatar of Leon Felipe

Por: Leon Felipe

13 de septiembre, 2017

Música Mientras tú escuchas a las banditas de siempre, esta música popular invadió al mundo
Avatar of Leon Felipe

Por: Leon Felipe

13 de septiembre, 2017

Las palabras, a pesar de que son las representaciones abstractas de algunos objetos físicos, situaciones y conceptos, ayudan a modelar la realidad. Sin embargo, las palabras, además de estar sujetas a su propio significado formal, están contenidas e inmersas en distintos contextos que distorsionan su forma y función. Y por mucho tiempo el jazz, el blues y el rock, como palabras, significaron la ruptura entre el viejo régimen económico y los movimientos liberales. Aunque en un principio fueron la representación de la libertad de los jóvenes en contra del status quo, no fue otra cosa que la aparición del mercado libre dispuesto a vender cualquier necesidad por más absurda que se piense. Estos géneros fueron un símbolo de libertad, algo que tal vez no se relacione de primera mano con el pop, pero desafortunadamente fueron el gran paso hacia el la libertad de mercado, donde cualquier cosa es permisible si se tiene un interés de por medio. Probablemente muchos estén en desacuerdo, pero hay que aceptar que la economía es el reflejo de nuestras necesidades, de las aspiraciones de consumo colectivas. Y como toda palabra, los géneros de la cultura popular estuvieron expuestos a cambios de formas. Lo que dio origen a lo que podría llamarse underground, una cultura más inclusiva que exclusiva. Es decir, al fusionarse con otros, los géneros sumergieron a muchas bandas en la industria de la música americana y revolucionaron el comportamiento de consumo cultural de muchos países, ya que dicho ámbito está supeditado a los estereotipos de la cultura pop de Estados Unidos (entiéndase cultura pop como la música no institucional). A pesar de todo, las nuevas formas de crear rock, jazz o incluso blues no buscan romper este vínculo maternal entre la industria americana y su cultura musical, sino recrear e incorporar a los nuevos géneros que la circundan, lo que permite que la relación de estereotipos sea tan diversa como la cantidad de semitonos que podríamos encontrar en uno solo.


Mientras tú escuchas a las banditas de siempre, esta música popular invadió al mundo 0

Baksei Cham Krong, banda de rock 'n' roll camboyana


Los más puristas tal vez no estén de acuerdo con ampliar el panorama del rock, el jazz y el blues al incluir nuevos instrumentos, por lo que a muchas propuestas se les llaman folk rock, world music o algún otro loco subgénero con palabras limitantes, no rock, jazz o blues como tal. Es un poco absurdo si se piensa detenidamente. ¿Por qué, si todos estos géneros nacieron como la representación de la libertad cultural, el mestizaje y la creatividad, ahora deben circunscribirse en lo que la cultura americana desee? No es que no existieran grupos de estos géneros en distintas partes del mundo. Desde los años 70 siempre estuvieron en cada rincón del planeta, pero no encontraba el equilibro cultural. Sólo se veía como una copia mal hecha de la cultura angloamericana, y aunque se integraban algunos instrumentos étnicos, nunca llegaron a interpretarse de la forma correcta. Es preciso salir de la caja. Necesitas extender la mirada hacia otras latitudes no como un simple hecho turístico, sino en busca de cultura y de valores artísticos. Záfate del hegemón estético del Norte y de Occidente y agranda tus horizontes musicales. Por esa razón te presentamos tres de las bandas más sobresalientes del otro del lado del globo que están recreando la industria del rock, blues y jazz.



Tinariwen



Tinariwen es un banda de rock conformada por miembros de la comunidad taureg (tribu nómada de Sáhara). Se creó en 1979, originalmente en Argelia, aunque varios de sus miembros provienen de Malí. Debutó en 1982 en un festival en Argel. Al principio gozaron de una modesta y escasa difusión, debido a los apegos de público al rock occidental. Durante la rebelión tuareg de los años 90, sus temas de pronto se convirtieron en verdaderos himnos de esperanza y un llamado a la resistencia, por lo que sus trabajos comenzaron a promocionarse en formato casete. En las últimas décadas comenzó a tomar una gran fuerza y notoriedad, y se presenta regularmente en distintos festivales de todo el mundo.



Amadou & Mariam



Dúo musical proveniente de Malí. Además de compartir la música y sus producciones discográficas, han compartido su vida como pareja desde 1958, cuando se conocieron en un instituto para ciegos. Difícilmente el escucha podrá rastrear los rasgos del rock concretamente en sus canciones. Sin embargo, la gran mayoría de su música es conocida como "afro blues". En ese sentido, es importante recalcar que el blues es la base del rock, por lo tanto muchas de sus piezas, aunque tienen tientes de world music, han reconstruido la forma en la que se podría hacer rock, debido a que su interpretación del blues es mucho más rítmica de lo convencional.



Yemen Blues



La evolución de la cultura pop ha sido tardía en Oriente. Debido a esto hay pocos grupos de rock famosos de ese lado del globo y los pocos activos militan más en el sonido blues que en el rock, algo que puede parecer un poco raro, pues el rock tuvo un impacto internacional que el blues nunca tuvo. No obstante, Yemen Blues es un proyecto que ejemplifica perfectamente una reinterpretación del sonido entre el blues y el rock. En el contexto oriental, propiamente no son un banda rock convencional, sino una buena agrupación que supo reescribir la armonías del blues en su idioma.

***

Si eres melómano, debes conocer estas agrupaciones o no puedes llamarte como tal y superar estas otras que ya son una pérdida de tiempo.


Referencias: