3 parejas que nos recuerdan que el rock, las drogas y el amor destruyen
Música

3 parejas que nos recuerdan que el rock, las drogas y el amor destruyen

Avatar of Jorge Llanos

Por: Jorge Llanos

2 de diciembre, 2016

Música 3 parejas que nos recuerdan que el rock, las drogas y el amor destruyen
Avatar of Jorge Llanos

Por: Jorge Llanos

2 de diciembre, 2016





“Tenías la misma lógica de la heroína, me produjiste el mismo efecto porque te vi y me dieron ganas de inyectar tu nombre en mis venas, me dieron ganas de ir al baño del Opium y mirarme frente al espejo y decir: mierda, You make my heart sing wild thing, me dieron ganas de escribir tu nombre con sangre en el fondo de mi vaso de cerveza, ganas de que me cortaras la venas con tus labios rojos mientras te tocaba las tetas. Ganas de desangrarme entre tus piernas mientras me hablabas de ir a la playa".
Rafael Chaparro Madiedo



Todos hemos experimentado esa sensación de cosquilleo que recorre el cuerpo y nuestra existencia gira en torno a él, pues ya mucho se ha escrito, hablado, pintado y filmado sobre el tema... nos referimos al amor. A pesar de que a veces temamos enamorarnos y decepcionarnos, aún tenemos la esperanza de que llegue y permanezca en nuestra vida; no importa si es mucho o poco tiempo. Nietzsche decía que “amamos la vida no porque estemos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor”, y esto es lo que nos motiva a seguir adelante todos los días.

El amor es un sentimiento universal, pero cada uno lo experimentamos de maneras distintas. En el mundo del rock, éste suele vivirse de forma muy intensa y extrema, casi a un nivel enfermizo que se mezcla con las drogas. Existen muchos ejemplos de parejas que tras vivir los excesos de un amor apasionado, éste se desborda y consume todo a su paso, tanto que los involucrados son destruidos por él; como las siguientes tres historias que te presentamos.




Sid Vicious  y Nancy Spungen


parejas del rock


En 1978, unos meses antes de sufrir una sobredosis de heroína, Sid Vicious enumeraba en una carta cuáles eran las cosas por las que Nancy era genial, “What makes Nancy so great”, entre ellas que era hermosa, poseía un gran sentido del humor y tenía la mejor humedad vaginal del mundo. 
Nancy Spungen había muerto desangrada por puñaladas el estómago en su baño a los 20 años. A Sid se le culpaba de su muerte, aunque alegara que no recordaba haberlo hecho. Su relación, que dentro de muchas cosas más se vio rodeada de drogas, sexo y punk, fue un torbellino de fuego que terminó con la vida de ambos.

Nancy, la prostituta, la groupie, la niña de Pennsylvania con problemas en la infancia, terminó involucrándose —luego de haberlo hecho con otros tantos músicos y amantes— con el bajista de la banda Sex Pistols, su corta relación duró sólo 11 meses. Ambos vivieron bajo sus propias leyes, se inyectaron de amor como si fuera heroína, se dañaron con besos y droga, música y desenfreno... exprimieron todo su amor de golpe, marcado por un labial rojo y un mal sonido de bajo hasta que también terminaron con su vida. 

parejas del rock

Ya Efraím Medina lo cuenta a su manera en su libro "Érase una vez el amor pero tuve que matarlo": '(…) El tipo que canta se llama Sid Vicious, un demente de la peor calaña. La mujer que amó se llamaba Nancy Spungen: juntos trataron de hacer lo mejor posible, romper los duros bordes de la realidad y para eso tiraron con saña, se taparon la crisma con todo tipo de drogas, vomitaron su rabia en hoteles malolientes. Hicieron valer —en todo el sentido— su libertad en un mundo de muñones caminantes. Quisieron robar un pequeño espacio de vida en el reino de la muerte. Vivieron como ángeles infernales y cayeron como perros callejeros. Nancy sostuvo una dulce sonrisa mientras Sid hundía el cuchillo en su pecho catorce veces'.


parejas tragicas del rock



Jim Morrison y Pamela Courson

Jim Morrison y Pamela Courson


Jim Morrison fue uno de los grandes del rock en los 70, es pieza fundamental en cualquier repertorio de clásicos del género. Su potencia vocal, su fuerza con The Doors y sus profundas y místicas letras, enmarcadas en armonías potentes y psicodélicas con todo el estallar del LSD estadounidense, estuvieron siempre en manos de su gran amor: Pamela Courson. A pesar de que a lo largo de su vida estuviera involucrado con muchas amantes, siempre volvía a ella. 

Pamela lo conoció a los 19 años y quedó prendada de su fuerza, energía, potencia y la profundidad de sus ojos; Jim tampoco pudo resistirse al fuego aterrador y cálido que le producía Pam, ese fuego que a ambos los redujo a cenizas. Se dice que ella era una persona callada, tímida, introvertida, le gustaba el arte y las emociones internas, como la que le causaba la heroína.

Jim con su alcoholismo y ella con sus inyecciones, lograron sobrevivir hasta que el cantante se retirara de sus compañeros de The Doors, para dedicarse a su relación y a escribir poesía en Francia, país donde encontraría la muerte. 


jim-morrison-and-pamela-courson-music-31913761-624-722


A pesar de los amoríos que ambos tuvieron con otras personas, se reencontraban para entregarse cariño y soportar lo difícil de la vida, atrapados en su calle del amor, su Love Street: "She lives on love Street / Lingers long on love street / She has a house and garden / I would like to see what happens".

parejas que el amor los consumio



Layne Staley y Demri Parrott

parejas del rock


Layne Staley, el cantante de la mítica banda de grunge Alice in Chains, vivió el dolor a carne abierta por culpa de las drogas, tanto que murió de una sobredosis de heroína en el 2002; Demri Parrott era una chica sencilla de Seattle, le gustaba el arte, la poesía y el teatro, su carisma lo inundaba todo y poseía una sonrisa brillante y honesta. Conoció a Layne en una tienda llamada “Saturdays”, donde ella trabajaba, y su relación duró casi dos años.

Ambos, calificados como almas gemelas, perecieron bajo la misma aguja; Parrot murió a los 27 años de una endocarditis, una infección en la sangre debido a las agujas de las jeringas de heroína, y Layne de una sobredosis de la misma a los 34 años. Algunos dicen que todo se fue en picada después de que Parrot decidiera terminar la relación, y esa impotencia que sintió la plasmó en las letras de 'Lifeless Dead' —con el supergrupo Mad Season— y  'Died', en esta última, el cantante busca entre nubes de droga y desesperación a su amor arrebatado por culpa de las jeringas: 
“Podría subir hasta llegar a donde los ángeles residen / Preguntar a alrededor para averiguar dónde los adictos se ubican / Tú subiste y me dejaste en esta roca a solas”.


parejas del rock

Nada resulta más explosivo para el amor que la combinación entre la felicidad y la destrucción. Al enamorarnos, todos nos convertimos en la parábola de los erizos de Schopenhauer, en la que dos erizos se encuentran y debido a la gravedad del frío, deciden acercarse para ganar calor; pero entre más se abrazan más daño se hacen, por lo que deben hallar el punto medio en el que puedan estar juntos son que sus espinas los hieran tan hondo, ni el frío los mate de hipotermia. Herirse o vivir a medias, toda una metáfora del amor. 


**



Si te encuentras enamorado, estas 10 canciones son perfectas para escucharlas si estás bajo los efectos de la droga del amor, y así dedicarle algunas a tu pareja. Además, conoce los 20 clásicos que demuestran que los mejores discos de rock son en español.







Referencias: