Una breve historia del Blues
Música

Una breve historia del Blues

Avatar of Cristina Massieu

Por: Cristina Massieu

8 de agosto, 2014

Música Una breve historia del Blues
Avatar of Cristina Massieu

Por: Cristina Massieu

8 de agosto, 2014

El blues es considerado el padre del rock y ha sido el responsable de impregnar los corazones de múltiples músicos famosos. En términos generales, se define al blues como el estilo musical que se originó a partir de la migración africana durante el esclavismo en América del norte y se distingue por acordes de guitarra melancólicos y crudos, además de letras que narran peripecias de la vida rural y urbana, el desamor y las injusticias sociales. La historia del blues se remonta a mucho antes de que los Rolling Stones, John Mayall y Eric Clapton exploraran y extendieran el género durante el periodo que se conoce como la "invasión británica", cuando la esclavitud y el racismo proliferaban en Norteamérica (más específicamente en el sur de Estados Unidos), y la música era una manera de lidiar con la marginación de la época. No fue hasta 1863 que Abraham Lincoln creó la Proclamación de Emancipación, liberando definitivamente a todos aquellos víctimas del esclavismo.  

SlaveMusic  
A pesar de la importancia del blues en la cultura occidental, hay pocos datos concisos sobre sus orígenes, en gran parte por la discriminación racial que regía los siglos anteriores y afectó seriamente la educación de los sectores afroamericanos. Existe controversia sobre el nacimiento del blues; no se puede citar un año o época exacta en la que surgió, ni un tipo específico de música africana que lo precedió. La leyenda cuenta que el músico W.C. Handy, quien sería conocido posteriormente como "el Padre del Blues", quedó cautivado por un guitarrista tocando con un cuchillo y cantando en una estación de tren en Mississippi en 1903; 2003 se conmemora como el año del blues por el centenario de este acontecimiento. Alrededor de la misma época, el pionero de la musicología John Lomax realizó un recorrido por Estados Unidos en el que registró miles de canciones originales, lo cual fue un paso clave para la conservación de la música folklórica de Norteamérica.  


  Típicamente, el blues se caracteriza por progresiones específicas de cuerdas, de las cuales la más común es la de doce barras, que consiste en grupos de tres acordes tocados sobre un esquema de doce barras. Un ejemplo de esta estructura es "Love in Vain", de la leyenda blues Robert Johnson.  


  La mayoría de los expertos consideran que África es, objetivamente, la cuna del blues, y a la vez reconocen que el fenómeno cultural de la forsoza migración africana a América es el factor que detonó la evolución del género. Las canciones que los trabajadores africanos cantaban durante sus jornadas (apodadas "spirituals"), muestran algunas de las características típicas del blues moderno, que constantemente habla de las dificultades de la vida del periodo y algunas veces se fusionaban con motivos religiosos, distintivos de géneros primos como el Gospel.  


  Las primeras menciones del blues como un estilo definido datan de principios del finales del siglo XIX y principios del XX, por ejemplo, la canción de 1908 "I Got The Blues" de Antonio Maggio es la primera melodía registrada que emplea el término directamente, y la primera grabación por un(a) cantante de color es "Crazy Blues" de Perry Bradford, cantada por Mamie Smith en 1920. Si bien el blues comenzó a desarrollar varias vertientes, hay elementos que todas sus versiones comparten debido la idiosincrasia que lo caracteriza. Entre las variantes más reconocibles están el Delta blues, Chicago blues, boogie woogie, New Orleans blues y Memphis blues.  

 
Algunos de los nombres más relevantes de la transición del blues a la música popular son Mamie Smith, Bessie Smith, Ma Rainey, Ralph Peer, Papa Charlie Jackson, Daddy Stovepipe, Blind Lemon Jefferson, Charley Patton, Robert Johnson, Eddie Durham, Muddy Waters, T Bone Walker, Howlin' Wolf, B.B. King y John Lee Hooker. A partir de que el blues definió su identidad y pasó al dominio público, no pasó mucho tiempo para que artistas blancos adoptaran y modificaran el estilo, dos ejemplos de esto son Elvis Presley y el guitarrista texano Stevie Ray Vaughn.  

 
El blues se transformó en una parte importante de la cultura popular norteamericana, que era relativamente nueva durante los veintes, primero con las grabaciones de las cantantes clásicas y después con los músicos folk del Mississippi Delta, el Piedmont de Carolina y Texas. Una buena parte de la comunidad afroamericana dejó el sur de Estados Unidos entre 1915 y 1940 en búsqueda de mejores condiciones de vida, y por lo tanto, el blues viajó con ellos y se estableció en los centros urbanos del norte, particularmente Chicago. El lado más citadino y eléctrico del blues que opacó los orígenes rurales del género alimentó directamente el rock n' roll y lo que posteriormente se convertiría en rhythm & blues. Con el regreso del folk en los cincuentas y sesentas, la audiencia blanca "redescubrió" y trajo un nuevo aire al folk blues y lo volvió la piedra angular del tremendamente popular movimiento blues rock estadounidense y británico de las siguientes décadas.  

 
Es difícil resumir la historia del blues, el escritor Francis Davis menciona que el género sucedió "como un resultado de un grupo de personas que fue forzado a integrarse en la historia de otro". Viéndolo de esta manera, el blues es la historia de la comunidad Afro Americana contada a través de su música más popular, y sobre cómo la cultura negra ascendió a una posición de gran importancia e influencia en Norteamérica, un documento de la lucha y el conflicto.   HowlinWolf

Referencias: