Vivienne Westwood, la mujer que vistió al Punk

Vivienne Westwood, la mujer que vistió al Punk

Por: Gloria -

Años setenta, cambios en el mundo, revoluciones sociales y políticas, el movimiento hippie en decadencia; Londres, Inglaterra: un panorama desalentador, la economía deshecha, la monarquía presente; el resultado: gente inconforme, dispuesta a generar una variación en sus vidas. Esta inconformidad que se estaba viviendo en gran parte del mundo, se vio reflejada no solo en protestas de estudiantes. Esa alza de voz alcanzó ámbitos artísticos; musicales, de moda, de estilo de vida, etc. Un movimiento se estaba gestando: El Punk estaba tomando vuelo y una nueva tendencia estaba ya en los escenarios, el punk era a la vez ética y estética. East Village, atmósfera principal del punk, era una mezcla entre los drag queens, los punk rockers, los artistas y los ucranianos y latinos de la zona.

Las calles eran totalmente salvajes por la noche. Joy Divison se estaba formando, el club social The Hacienda se hacía famoso y una mujer desconocida en ese entonces junto con su esposo abrían una tienda en la calle Chelsea llamada SEX.

imagen sex
Esta tendencia tomaba tanta fuerza que en la parte artística dos grandes figuras, ahora representativas del punk, se unieron sin saber lo que esto implicaría en un futuro. La mancuerna que hicieron Vivienne Westwood y los Sex Pistols fue una revolución tanto en la música como en la moda y forma de vestir y combinar las prendas. Por una parte, Westwood una futura maestra, cambió la enseñanza por convertirse primero en la manager del grupo inglés, para después convertirse en una famosa diseñadora de modas y en la madre de la tendencia Punk.

La estética british se impregnó de una esencia apocalíptica en las manos de la creativa. El tartán escocés se convirtió en un tejido imprescindible del punk, que quedaba fusionado a materiales tan poco ortodoxos como el cuero, el látex, el metal, el lurex o las pieles plastificadas. De ahí surgieron las tan características tachuelas, los leggins de presencia artificial, las faldas escocesas tuneadas, las medias y pantalones rotos y agujereados, a todo ello, se le añadió como colofón las puntas metálicas, los alfileres de gancho decorativos y las botas Dr.Martens como calzado imprescindible. Todo tan raro, tan inusual, tan rompedor con lo anteriormente visto, que impresionó. La estética punk se convirtió en la imagen de aquel movimiento insurgente y de ideas anarquistas que imperaba en la sociedad como filosofía de lucha contra un sistema corrupto e inmersos en conflictos políticos que desgastaba el mundo.

imagen boy-storefront
Por otra parte, un grupo de jóvenes que estaban inconformes, en 1977 escriben la canción God Save the Queen. El segundo sencillo de la banda. Fue lanzado junto a "Did You No Wrong" en el Reino Unido el 27 de mayo de 1977. El titulo de la canción es una copia directa del himno nacional británico, "God Save the Queen". El sencillo fue considerado por el público en general como un ataque directo a la Reina Isabel II y a la corona británica. A pesar de que en un principio se creyó que el sencillo fue emitido especialmente por el aniversario de la reina, la banda negó esto en reiteradas oportunidades. "God Save the Queen" fue incluida en el disco Never Mind the Bollocks, Here's the Sex Pistols en 1977 y en muchas recopilaciones posteriores como Flogging a Dead Horse. Además, la canción fue posicionada #173 en la Lista de Rolling Stone de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, convirtiéndose en una de los dos temas del grupo, con "Anarchy in the UK", en ser incluido en la lista.

Cuando éstas dos personalidades inconformes se unieron, crearon algo único. Se conocieron cuando los integrantes de la banda iban a hablar e intercambiar ideas en la boutique de Westwood, empezaron a comprar su ropa “extraña” y la utilizaban en sus conciertos. La gente mostró interés por estos diseños e de la estética punk parte de su vida. Hoy en día todo lo referente al género se ha visto modificado aunque hay rezagos de esa gran época, ya no es lo mismo. El mundo cambió y este movimiento ya no tiene la esencia con la que inicio: ir en contra del sistema.

100843-vivienne-westwood-2004



Referencias: