Tatuajes

viernes, 1 de abril de 2016 8:36

|Jacobo



12081394_10153287597253512_1065225292_n

I

Quise tatuar
El olor de tu pelo
En mi entrepierna
E ir con mi lengua por tu espalda
Verificando llamas

II

Sabes 
a madrugadas
a vapores de sol
y sal
a despiertas humedades
a temblores
porque eres
flor de luz
marinera de ti misma
caracol
sabes a tierra
a hierba
a epidermis lunar
a rocío
eres una fuente rota
un espasmo
luz a gritos
armonía
alfabeto de mi lengua
sabes a vino
a trastocada lujuria
hermafrodita
sabes a selva
a espejos de agua
a candoroso túnel
a gardenias fermentadas
hueles como un amanecer
a brisa de los puertos
tienes al mar
que rompe
en un capullo
oleaje en el deseo
marisma
eres en mi boca
una planta de la noche
deshojada

III

Felinos

toda la noche

despertamos

tatuados al filo de las uñas

sitiada por mis manos

de tus muslos a tu vientre

ronroneas

herida por el deseo

palpo entre tus piernas

el amanecer

IV


Te vas
y leo:
mi epidermis
tiene huellas
de ti;
es lienzo
herido, cicatriz.

Mi cuerpo
lo dice,
tiembla, convalece.

De rojo
tus yemas
lo marcaron.

Mis dedos
te nombran
con olores
de selva.

Aspiro ausencia
y calidez,
eres vaho, 
brisa nocturna, 
bálsamo lunar.

Tu partida
es fuente,
lectura fue
tu cuerpo.

Somos ya
memoria, humedad.

A Moras,
tus labios
salvajes sabían.

Mi lengua
anduvo sendero
de reflejos,
luces ardientes
en redadas

Te recorría
vibrante savia,
tus ojos
lo decían.

Ahora es
erótico jardín,
cálidas gotas,
el recuerdo: 
es llama 
del agua; 
es tatuaje 
del fuego

Dice nombres
de ti
allá afuera
la lluvia.

Me anunció
el adiós;
ahora presagia
tu regreso. 

 

V

Con letras de lluvia
escribo sobre tu cuerpo
los nombres del deseo.

Pinto en tus muslos
las líneas lumínicas
de la sangre.

Eres una tela nocturna
bajo mis labios.

Un recorte de sueño
bajo mi glande.

Eres
corazón nocturno 
forjado a base 
de relámpagos.

Beben 
mis manos
de tu llanto:
tu pasión recorre
con dolor
la caligrafía de mis uñas
en tu espalda.

Tatuado queda
tu nombre junto al mío. 

REFERENCIAS:
Jacobo

Jacobo


  COMENTARIOS