¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando?
Tecnología

¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando?

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

25 de julio, 2017

Tecnología ¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando?
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

25 de julio, 2017


Es claro que después de siglos de dependencia, el ser humano está en búsqueda de fuentes alternativas de energía. La historia de la energía eléctrica se remonta a su descubrimiento alrededor del año 600 antes de Nuestra Era, cuando los griegos observaron las chispas que se desprendían del frotamiento de trozos de ámbar. Más adelante, durante la Revolución Científica del siglo XVII, los fenómenos eléctricos comenzaron a ser estudiados con seriedad, pero su divulgación y uso se limitaba a la exhibición para el entretenimiento. Sin embargo, a mediados del siglo XIX los científicos unificaron las investigaciones de la electricidad con aquellas del magnetismo; esto dio pie a que durante la Segunda Revolución Industrial, la electricidad formara parte importante en la industria, el transporte y las comunicaciones. Actualmente, las principales fuentes de las que obtenemos energía eléctrica es la energía nuclear, los combustibles fósiles y las fuentes renovables —como la hidráulica y la eólica.


¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando? 1


En 1838, el francés Alexandre Edmond Bequerel descubrió el efecto fotovoltaico. Con tan sólo 19 años de edad, mientras experimentaba con una pila electrolítica de platino, comprobó que la corriente subía en uno de los electrodos cuando éste se exponía al sol. Aunque en un inicio este fenómeno era de difícil aplicación práctica, poco a poco los avances tecnológicos permitieron aprovecharlo eficientemente hasta convertir a la luz solar en una fuente de energía práctica y fiable. En un siglo XXI en el que el planeta sufre de sobrepoblación, desigualdad y escasez de recursos, la energía solar fotovoltaica se presenta como una de las opciones más viables en la revolución energética que se aproxima.


Pese a los avances alcanzados, el costo de las celdas solares aún es elevado y limita enormemente su aplicación práctica. Mientras que en 1956 el costo del vatio de electricidad producido por centrales energéticas rondaba los 50 centavos de dólar, el producido por paneles fotovoltaicos llegaba a los 300 dólares; lo que descartaba el uso de esta tecnología como suministro de grandes cantidades de electricidad. Los paneles solares eran utilizados por la industria juguetera, que los empleaba para suministrar potencia a pequeños artefactos; o por la industria electrónica, para aplicarlos en aparatos eléctricos sencillos como radios, relojes o calculadoras.


¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando? 2


Esta situación limitaba enormemente el desarrollo de esta tecnología, ya que los ingresos eran reducidos. Por fortuna, se encontró una aplicación ideal para los paneles solares que permitiría su desarrollo: la alimentación de los satélites espaciales en la incipiente carrera espacial de la década de los 60. El costo no fue un factor limitante, ya que los recursos dedicados a la investigación espacial eran enormes. Los paneles solares permitían proveer energía eléctrica de manera fiable en áreas de difícil acceso. El 17 de marzo de 1958 finalmente se lanza el Vanguard I, el primer satélite alimentado con paneles fotovoltaicos. Si bien en este satélite los paneles solares eran sólo la fuente de energía de respaldo, acabaron por convertirse en la fuente principal cuando las baterías principales se agotaron en tan sólo 20 días. El equipo funcionó con esa configuración durante cinco años.


¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando? 3


(En 5 años, las celdas solares serán la fuente de energía más rentable)


En el mundo existen millones de personas que no tienen electricidad, casi todas ubicadas en zonas marginadas. En la teoría económica neoliberal todo es susceptible a convertirse en mercancía, y el mercado debe absorber todos los bienes y —mediante la oferta y la demanda— valorar las mercancías. Esta teoría ignora que existen cosas que no se pueden convertir en mercancías, porque hay bienes públicos que son necesarios para asegurar la calidad de vida de los individuos y en el uso de ese bien no puede existir exclusión. El bien público es un derecho fundamental al que todos debemos tener acceso. Los ríos, los mares, el viento y el Sol son bienes públicos a los que todo ciudadano tiene derecho; la labor del Estado es administrar estos bienes públicos para que no sean acaparados y convertidos en mercancías. En México, la amenaza de la privatización de la industria eléctrica es una constante que ha afectado los derechos que tienen los mexicanos sobre la energía de su país. Como consecuencia, su costo se ha incrementado en un 72% —según un decreto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público— desde el 2002, hecho que ha afectado a millones de familias en todo el país.


¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando? 4


El concepto de “huerta solar” también ha ganado popularidad en los últimos años. La huerta solar es la asociación de varios inversionistas en paneles solares que forman una central generadora de energía en un mismo terreno compartido. Los diversos gastos —vigilancia, mantenimiento, conexión a la red, equipo, operadores, etcétera— son absorbidos por todos. Estas huertas solares son populares en países que subvencionan las tarifas de venta de este tipo de energía. Esta mecánica ha animado a muchos inversionistas a involucrarse en la generación solar de electricidad.


Otro hecho que ha puesto en marcha esta energía alternativa es que las celdas solares de Silicio ya comienzan a ser viables. Se trata de películas finas y flexibles que tienen un costo de fabricación bajo y rendimientos entre el 5% y el 20% —aunque los fabricantes estiman que hay una gran posibilidad de mejorar estos números. Dado su carácter flexible y su muy reducido peso, será posible su aplicación en aviones, automóviles y cualquier otra superficie irregular. Además, el bajo costo permitirá su aplicación masiva en grandes superficies, como tejados de naves industriales o de casas.


¿Por qué si la energía solar es la mejor opción no la estamos utilizando? 5


**


Este artículo fue escrito por Luis Acosta.


**


Existen muchas personas que hacen todo lo posible por mejorar la condición del planeta y corregir los errores humanos que hemos dejado pasar durante siglos. Si quieres conocerlos, te presentamos a los mejores inventos mexicanos que buscan ayudar al medio ambiente.


Referencias: