Un paseo por Viena a través de Gustav Klimt

Un paseo por Viena a través de Gustav Klimt

Por: Julieta Sanguino -


Gustav Klimt es uno de los personajes más importantes de la Secesión de Viena. Con Oskar Kokoschka y Koloman Moser, realizó obras con elementos de Art Nouveau y Art Decó para crear una de las vanguardias más vistosas y luminosas de todos los tiempos. La Secesión buscaba la ruptura de todos los estilos anteriores con base en la inspiración en elementos naturales como piedras preciosas, flora, fauna y sobre todo, formas redondeadas. Según estos artistas no debían existir líneas rectas en sus cuadros porque en la naturaleza no los encontramos, nada es totalmente simétrico y perfecto.

Klimt incorporó a sus cuadros pintura de oro y piedras preciosas. Fue uno de los artistas austriacos más reconocidos y se caracterizó por sus temas de gran sensualidad y belleza. Viena fue la ciudad que vio crecer y pintar a Gustav Klimt, por lo que es un gran reflejo de sus vivencias y experiencias como niño, joven y artista. A lo largo de la ciudad, podemos encontrar museos que contienen algunas de sus pinturas, su estudio, galerías de arte y lugares que frecuentaba. Seguir su camino en esta ciudad nos permitirá conocerla y saber más de la historia de Klimt.



Edificio de la Secesión

Viena
Gustav Klimt rigió su vida con el lema que también adorna la fachada del edificio de la Secesión vienesa:“ a cada tiempo su arte, a cada arte su libertad”. Este edificio fue construido por Joseph Maria Olbrich.

En 1902, Klimt creó El friso de Beethoven para la XIV exposición que albergaría el edificio; un homenaje al gran compositor musical. Su mural de 34 metros de ancho y dos metros de alto, rememora la histórica interpretación que Wagner hizo de la «Novena» de Beethoven. No se volvió a exponer en público hasta 1986. Un coleccionista evitó su  destrucción y fue dividida en siete fragmentos. En 1973, el gobierno de Austria adquirió el friso y lo restauró para exponerlo en público desde 1986.

El Friso de Beethoven

Kunsthistorisches Museum

Kunsthistorisches Museum
También conocido como el museo de Historia del Arte, atesora numerosas obras maestras. Sus paredes, columnas  y arquerías están adornadas con 40 pinturas de los tres miembros de la Compañía de Artistas: Gustav Klimt, Ernst Klimt y Franz Martsch. El  más famoso de los Klimt firmó once de las pinturas. Además, en el museo podrás ver la historia del arte desde el antiguo Egipto hasta la época moderna



Burgtheater

Romeo y Julieta en el Globe theatre
Al lado de la compañía de Artistas, Klimt realizó los frescos del techo de dos escalinatas en el Burgtheater, también conocido como Universitätsring. Sobre la escalera principal, Gustav Klimt reprodujo El antiguo teatro de Taormina. Del otro lado, reprodujo la escena final de Romeo y Julieta en el Globe theatre de Londres. Dentro de la escena, se encuentra el único retrato conocido de Klimt. La compañía recibió un premio por su obra maestra por parte del emperador Francisco José.



Karlsplatz

karlsplatz
Es uno de los centros principales de la ciudad. A sus alrededores puedes encontrar algunos de los edificios más famosos de la Viena modernista. Puedes encontrar el Pabellón de Otto Wagner, la Künslterhaus y el Museo de Historia de la ciudad de Viena.  En el museo podrás encontrar algunas obras de Klimt como Pallas Atenea y un retrato de Emilie Flöge. Cuñada de Klimt y quien fue una de las mujeres más importantes en su vida. La esposa de su hermano, Ernst, Klimt y Emilie, solían ir al lago Atter.

Pallas atenea

Taller de modas de Emilie Flöge

emilie floge

Emilie creó un taller familiar de modas que decoró Klimt. No se sabe si ella y Klimt fueron amantes probablemente porque el artista tuvo muchas mujeres en su vida: María Zimmermann, Alma Mahler, Johanna Staude, Hilde Roth, María Ucicka o Adele Bloch-Bauer.



Belvedere

belvedere
El 22 de octubre se inaugurará una  exposición en el Belvedere inferior que retrata a las mujeres de Klimt, Schiele y Kokoschka. Klimt era muy activo sexualmente y tenía un gran éxito entre las féminas vienesas. Su fama de libertino no impidió que estuviese muy bien relacionado con la aristocracia y la intelectualidad vienesas.



Galería Belvedere

Galeria Belvedere
Este verano la Galería Belvedere tendrá una muestra titulada Klimt y la Ringstrasse. Klimt comenzó como pintor de interiores en edificios públicos de esta avenida. En la galería se presentarán sus obras más célebres como El beso y Judith I. Pertenecen a la etapa en que el pintor ormanenta sus creaciones con pan de oro. En total, conserva 24 pinturas del artista, lo que la vuelve la mayor colección del mundo.



Museo Leopold

Museo Leopold
Cuenta con obras de Klimt, como La vida y la muerte, una vista del lago Atter y un estudio para Judith II.



Villa Klimt

villa klimt
A lo largo de su carrera Gustav Klimt utilizó varios estudios. El único que se conserva es el último de ellos, que utilizó entre 1911 y 1918, año de su muerte. Villa Klimt es una preciosa casa rodeada de jardines situada en Feldmühlgasse, 11. Tras reconstruirse a partir de fotos de época para el Año Klimt (en 2012 se celebró el 150 aniversario de su nacimiento), se abrió al público. No exhibe obras del artista.

Pero no todos los lugares de la vida de Klimt ni sus obras pueden visitarse. La casa donde nació en el 247 de la Linzerstrasse, en el distrito 14, ya no existe. Tampoco, las tres pinturas que hizo para el Aula Magna de la Universidad de Viena: Filosofía, Medicina y Jurisprudencia. Porque fueron tildadas de pornográficas.



Tumba de Klimt en Viena

Tumba Klimt
Tras sufrir una apoplejía y una neumonía, murió en 1918, a los 56 años, en el antiguo hospital general de la Alserstrasse, hoy convertido en campus universitario. Dejó inacabadas obras como «La boda» y «Adán y Eva». Fue enterrado en el cementerio de Hietzinger. Egon Schiele escribió: “Gustav Klimt fue un artista de una perfección increíble. Un hombre de una hondura extraordinaria. Su obra, un objeto de culto”.



***


Referencia:
Abc
Referencias: