Adulto

Cuando te rompen tantas veces el corazón, la única solución es convertirse en puta

Adulto Cuando te rompen tantas veces el corazón, la única solución es convertirse en puta



Las tipas duras no maman, las tipas duras no besan, las tipas duras no cogen dos veces con el mismo hombre (él y otros no lo entendieron).
-Señorita Vodka, Susana Iglesias

Una bala, un vaso helado de vodka y tacones del 15: el tesoro de esas mujeres que buscan incansablemente acabar con su vida de la manera que sea. El destino les ha jugado sucio, parece que nunca encontraron el amor, que la diversión es inexistente y que la única salida es convertirse en putas.

susana iglesias romper el corazon
Una puta que entiende que el amor no existe (que existió pero no existe más), que ha dejado de sentir aprecio por los hombres porque en aquellos que confió sólo le pagaron con desprecio y olvido. Siempre enamorada, ella descubrió que a veces lo más importante no es ese sentimiento que nos destruye inevitablemente, sino disfrutar aunque el vacío se apodere de nuestro interior.

Disfrutar del tubo, de los bailes eróticos, los coqueteos en cualquier tugurio de mala muerte y en la ambición de por fin olvidar el dolor que alguien provocó. ¿Cómo olvidar a quien nos rechazó tantas veces? A quien puso una bala imaginaria en nuestro corazón que duele como si constantemente sangrara. Un dolor indescriptible, insufrible, que provoca náuseas y el llanto incontenible de la desesperanza.

cigarro vodka romper el corazon
Queremos ocultar el llanto, hacerlo sordo, limpiar nuestras mejillas y continuar como si nada pasara, pero en esos instantes el llanto se apodera de nuestro pecho, nuestro estómago y nuestra voz. Comenzamos a sollozar como niños pequeños, sin poder hablar, decir nada, sin poder olvidar. 

No queremos olvidar a quien nos hizo sentir ese desconsuelo que parece eterno, porque olvidar sería volver a caer en los brazos de otro hombre que no nos entiende y que nos romperá el corazón con más fuerza. Costó trabajo resanar la herida y salir adelante como para que algún otro simplemente llegue y todo sea igual.

alcohol y sexo romper el coraon
"En este tiempo de tranquilidad aparente, en este tiempo de lagos, vodka helado, vino tinto, glitter, estiletos y sombra de color humo. En este tiempo de picnics en domingo y parrandas en lunes. En este tiempo estás tú, aunque nuestros ojos no se enlacen como en mi imaginación. Con tu rostro perfecto, sonrisa que desviste, gafas inmortales. En esta noche de ginebra y soledad estás tú, con la boca del deseo más terrible que he sentido por alguien, un deseo casi brutal que no me deja dormir, que me impide pensar y coger. Tus ojos de abismo nunca serán de nadie".

vodka romper el corazon
Sentir que alguien nos hizo el daño más absoluto significa no enfrentar a ningún otro del mismo modo, pero también significa permitirnos disfrutar las caricias que al final terminarán enredándonos nuevamente entre sus brazos, entre los brazos de nuestro siguiente amor. No queremos, nos obligamos a decir que no, a no enamorarnos, a evitar los besos como las putas. A no caer rendidas de amor pase lo que pase.

"Es probable que mi sistema de 'valores' esté un poco deteriorado, pese a eso, trato de ser lo menos infeliz posible, de no amargarme ni amargarle la existencia al otro, aunque algunas veces no lo logro. Culpas, remordimientos... mis remordimientos tuvieron origen y final, fueron como navajas que se clavan contra mí todo el tiempo hasta que un buen día me cansé".

Un Judas que te condene con un beso a la perdición absoluta; un W. del que ni siquiera puedas mencionar el nombre completo por los desastrosos estragos que pueden causar en tu corazón; Mike, quien se convirtió en tu salvación y al final lo echaste todo a perder; García, el que lo haría todo por ti; y Dave, quien realmente te convirtió en una puta, Señorita Vodka.

bailarina romper el corazon
Susana Iglesias escribió esta historia con la que todos nos podemos identificar. La historia de una mujer que lo perdió todo por amor. Quien dejó de creer en ella y en su talento para escribir y prefirió vender su cuerpo por unas horas de placer, un cuerpo caliente a su lado y un hombre al que pudiera destrozar como lo habían hecho sus amores pasados.

senorita vodka
Una historia difícil, de amor y odio. De encuentros y desencuentros que nos presentan a la Señorita Vodka y sus terribles historias de amor y desamor. Con grandes saltos narrativos, Susana Iglesias nos introduce al mundo oculto de la Señorita Vodka. Con cada página entendemos más a la protagonista, los ojos se nos llenan de agua y morimos por saber en dónde empieza el final de la mujer que vende su cuerpo como bálsamo para dejar de pensar en los hombres que acabaron con su alma.

Nosotros tenemos el papel de detectives en una historia que se hilvana a la perfección, pero de la que no estamos seguros cómo empieza o cómo termina. Una historia que nos hace pensar en la condición femenina, en la necedad de la que somos parte, de decidir embarrarnos en la más vil inmundicia antes de ser felices, en la que no hay buenos ni malos, simplemente se trata de una ruleta rusa que perdimos desde el principio. 

senorita vodka romper el corazon

Susana Iglesias ganó el Premio Aura Estrada en 2009, realizó tres residencias en las colonias de escritores Ucross, Ledig House y Santa Maddalena. Fue becaria del programa de Jóvenes Talentos del FONCA y su obra ha sido incluida en antologías como la del Premio Charles Bukowski y la Antología del Encuentro Nacional de Letras Independientes. 

 
Señorita Vodka se convirtió en una mujer fuerte en apariencia pero sumamente frágil por dentro. Nunca logró ser feliz después de que los primeros hombres pasaran por su vida. Vivió el amor y el desamor de la manera más intensa posible, de la peor manera.


***

Te puede interesar:

La guía del infiel para el amor 

Ilustraciones que demuestran lo triste e intenso que es terminar una relación





Referencias: