Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega
Adulto

Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega

Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

22 de junio, 2017

Adulto Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega
Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

22 de junio, 2017



Para Sigmund Freud, el incesto era una condición natural en el ser humano. Cuando la especie humana se agrupaba en hordas, los machos peleaban de manera violenta por interactuar sexualmente con las hembras. En aquel entonces, el concepto de hermanos no existía, por lo que era normal que los machos se disputaran a las hembras con las que compartían un mismo lazo consanguíneo. Esta violencia dio pie a que existieran crímenes dentro del grupo familiar. Con el paso de los siglos y la evolución del hombre, esta violencia fue censurada a ojos de la sociedad. Es por ello que actualmente, el incesto es un impulso mentalmente reprimido y socialmente aberrante. Además, biológicamente hablando, la mezcla de un mismo código genético puede dar lugar al nacimiento de humanos con malformaciones congénitas.

Por otro lado, la poligamia es la tendencia a tener varios esposos o esposas al mismo tiempo. En la actualidad, esta práctica es común en los países musulmanes, sobre todo entre varones con un grandes fortunas que desean usarlas como fuente de poder social. Cuando un hombre tiene varias esposas se le llama poliginia. Sin embargo, en países como Nepal, una mujer también puede vivir bajo este modelo de vida. En su caso, esta práctica recibe el nombre de poliandria.

Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega 1

Nada de ello impidió que la mitología griega estuviera repleta de historias de incesto y poligamia y otros hábitos sexuales extraños. El sexo retorcido y perverso es uno de los temas más recurrentes en los relatos que comprenden la cultura griega. La venganza, los celos, las ansias de poder o el odio fueron los motores que llevaron a dioses y humanos a ser víctimas de sentimientos oscuros. La mitología griega se caracteriza porque sus dioses comparten sentimientos profundamente cotidianos: ansían el sexo a como dé lugar, son presa de terribles dudas que los hacen trazar planes malévolos sin importar que tengan que asesinar, a veces, a su propia descendencia. Son dioses muy humanos. Ambas especies encarnan las más bajas pasiones en una señal de que ni siquiera la condición más sagrada o heroica es suficiente para no dejarse llevar por los impulsos sexuales o y el rencor más primigenio.

Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega 2

Por ejemplo, en los inicios de los tiempos no había más seres en el Universo que la diosa Gea y su hijo Urano, el cielo, al que ella misma creó. Al no haber otro hombre y otra mujer para que ambos pudieran dar rienda suelta a sus necesidades sexuales, se unieron en incesto. Los poetas han querido ver en esta relación una alusión a la manera en que el cielo “riega” y “humedece” a la tierra para volverla siempre fértil. Un simbolismo bastante erótico y retorcido.

Otro caso de incesto es el de los hermanos Crono y Rea, que pertenecían a la raza de los titanes, los cuales a su vez eran hijos precisamente de Gea y su hijo Urano. Éste se sentía avergonzado de sus hijos y los escondía para evitar que los otros dioses los vieran. En venganza, Rea construyó una hoz para que Crono castrara a su padre. Crono y Rea tuvieron seis hijos a los cuales él devoraba para evitar que le hicieran lo mismo que hizo con su padre. Una historia llena de odio, traición y oscuridad en la misma familia.

Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega 3

Crono y Rea engendraron al líder de todos los dioses: Zeus, quien se distinguió por sostener numerosos y tormentosos amoríos con todo tipo de mujeres: hermanas, diosas y mortales. Zeus no perdió el tiempo en vida, aprovechando que no sufrió el castigo que su padre infligió a sus demás hermanos. Se habla de hasta siete matrimonios en los que engendró una cantidad numerosa de hijos, algunos de los cuales llegaron a ser divinizados aunque fueran de madre mortal. El orden de su matrimonio es el siguiente: Metis, Temis, Eurínome, Deméter, Mnemósine (con quien concibió a las nueve musas en igual número de noches), Leto y Hera.

Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega 4

El siguiente relato quizás no sea del todo desconocido para nuestros lectores, pues se trata de uno de los más populares de la mitología griega: la historia de Helena de Troya, paradigma de la belleza femenina por excelencia. Objeto de deseo de muchos hombres fue mujer del Rey espartano Menelao. Sin embargo, fue raptada por el troyano Paris y se convirtió de esa manera en Helena de Troya. Considerada como hija de Zeus, su belleza fue la perdición del joven Paris, pues con el rapto de la mujer se da inicio a la famosa Guerra de Troya. Algunos estudiosos señalan que en realidad Helena huyó con el troyano por decisión propia, por lo cual hablamos de uno de los personajes que encarnan la infidelidad en sus máximo estado.

Sin embargo, eso no fue todo. Una vez llegada a Troya y con Menelao viajando hacia dicho territorio para recuperar a su mujer, algunos relatos hablan de que Helena también tuvo amoríos con el hermano mayor de Paris, Héctor, y con el menor de los tres, Deífobo. Helena no sólo causó una guerra en el país al cual fue llevada sino que tambaleó los sentimientos y los cuerpos de tres hermanos.

Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega 5

Una vez que Menelao destruyó Troya, se habla de que Helena regresó a Esparta con él. Su vida le fue perdonada, contrario a lo que se acostumbraba hacer con las esposas adúlteras. Así que vivió señalada hasta el final de sus días. Sobre su final, existen varias versiones; la más extendida es que al morir llegó a la Isla de los Bienaventurados, en donde se unió a Aquiles y juntos tuvieron un hijo: Euforión. Helena, incluso en la muerte, fue una seductora que captó la atención de todos los hombres que posaban su mirada en su rostro, su cabello y delicado cuerpo.

-

Estos relatos son apenas una pequeña muestra de las pasiones que dominaban a hombres y dioses. La seducción forma parte de la vida natural del ser humano, y al mismo tiempo, es responsable en gran medida de muchas de sus desgracias. La mitología, en especial la que acabamos de revisar, es un conjunto de espejos en los que cada uno de nosotros podemos asomar la vista y descubrir los sentimientos que nos constituyen y definen a diario.

Incesto, poligamia y otras cosas que no sabías de la mitología griega 6

**

Una vez que te has enganchado a los secretos de la mitología griega, tal vez te interese saber sobre los relatos de otros países. Por ello te presentamos “La guía rápida para conocer sobre la mitología nórdica y no parecer novato”, y para que penetres en zonas más tenebrosas, acude a “Las entradas del infierno en la mitología".

*

Referencias

Ancient Hystory Encyclopedia
Greek Mythology
Theoi



Referencias: