Manual para principiantes sobre cómo evitar la rutina sexual
Adulto

Manual para principiantes sobre cómo evitar la rutina sexual

Avatar of Andrea Mendez

Por: Andrea Mendez

26 de octubre, 2015

Adulto Manual para principiantes sobre cómo evitar la rutina sexual
Avatar of Andrea Mendez

Por: Andrea Mendez

26 de octubre, 2015



En sí, la vida puede llegar a ser rutinaria: diario nos despertamos a la misma hora, nos bañamos con el mismo shampoo, desayunamos lo mismo y nos dirigimos a un trabajo, donde las variaciones no son significativas. Si tenemos una relación, o vivimos con nuestra pareja, el sexo puede volverse parte de la rutina, pero no en el buen sentido de la palabra, sino en el entendimiento de repetir, estancarse y no reinventar.  

La rutina es lo peor que le puede pasar a una relación. Es como un veneno que la va matando poco a poco, día a día, casi sin darnos cuenta, hasta que el daño es tan grave que resulta difícil remediarlo. La rutina le extirpa todo lo emocionante y nuevo a las relaciones, todos los días se convierten en una copia del día anterior, y el amor se puede llegar a confundir con la costumbre; nos habituamos a la persona y a lo que sentimos, no nos esforzamos por amar y porque nos amen más, todo se vuelve lineal y dejamos de sorprendernos de nosotros y de nuestra pareja.

La rutina le puede quitar lo sensual y excitante a ese momento íntimo y mágico, es decir; dejamos de
"echarle ganas": las mismas posiciones, los mismos lugares, las mismas palabras, nos olvidamos de conquistar a nuestra pareja todos los días. Debemos recordar que el sexo es un pilar fundamental para el bienestar de nuestra relación y tenemos que buscar nuevas maneras de reinventarlo. En realidad no es algo tan complicado como parece, lo principal es estar convencido de que quieres hacerlo y tener la mente abierta. Por esta razón te dejamos un manual básico, para evitar la terrible rutina sexual.  


1. Liberar la mente

manual para principiantes sobre como evitar la rutina sexual

Cuando estés en ese momento con tu pareja, lo primero que debes hacer es dejar afuera todo lo relativo al exterior: problemas en el trabajo, familia, estrés, etc. Debes centrarte en la otra persona y sobre todo recordar que si quieres evitar la rutina sexual, debes extraer de tu mente los prejuicios o tabúes que limiten tu panorama. Ya que estar cerrado a nuevas alternativas, es lo que conduce más temprano que tarde a la rutina.  


2. Extrañarse

extrañar

Aunque no lo creas, tener sexo todos los días también puede convertirse en rutina, porque se hace por inercia. Extrañarse un par de días, provoca que el libido sexual se acumule y entonces, explote. Pero ten mucho cuidado, porque esto puede ser contraproducente; es importante que no dejes pasar demasiado tiempo, dos o tres días es totalmente saludable. 


3. Bañarse juntos

bañarse juntos

Bañarte con tu pareja tiene muchos beneficios. Primero ahorras agua y segundo, es una actividad muy íntima que te acerca de otra manera a esa persona. La espuma, el calor del agua y el roce de los cuerpos mojados y desnudos, sin dudas sube la temperatura. Para que sea un poco más erótico, pueden hacerlo en una tina, a la luz de las velas y un poco de vino.  


4. Ser cómplices de travesuras

parejas en alberca

Atreverse. Por ejemplo, tener relaciones en lugares prohibidos: en la casa de los suegros, en una alberca, en un elevador, en el baño de un restaurante... sentir la adrenalina del peligro aumenta significativamente el deseo sexual.  


5. Coquetear en lugares públicos

flirting couple

Decirse cosas sucias al oído mientras se encuentran en compañía de otras personas, o tocarse por debajo de la mensa; obviamente con discreción: recordarle a tu pareja lo sexy que es, o lo bien que se ve con ese vestido, etc., sin duda, hará que la llama de la pasión nunca se apague.  


6. Ver porno juntos

ver porno con tu pareja

Tal vez, si no se tiene mucha confianza o apertura en cuanto a este tema sea un poco complicado. Una manera sutil de hacerlo, es sugerirlo con humor; seguro terminarán riéndose y puede dar pauta a otras cosas. O también pueden armar un maratón de películas eróticas


7. Masturbarte frente a él/ella

large

Todos tenemos ese punto de voyeurismo que hace que disfrutemos observando la intimidad de otros, seguro que te resultaría muy excitante ver a tu pareja masturbándose. Puede resultar vergonzoso al principio, pero definitivamente, esto los sacará de la rutina. También puede funcionar como juego previo y pueden incluir juguetes sexuales. 


8. Fantasear con tu pareja 

manual para salir de la rutina
Intenta fantasear con tu pareja cuando no se encuentren juntos o imaginar situaciones excitantes que te hagan desear estar con él/ella inmediatamente.  


9. Probar nuevas posiciones 

nuevas posociones

Esto es básico cuando se trata de salir de la rutina. Busquen posiciones nuevas, existe una gran variedad de ellas y la imaginación es el límite. Comiencen con algunas sencillas de realizar y vayan subiendo la dificultad poco a poco. Algo que hace aburrido el sexo es practicar las mismas posiciones siempre, ir más allá siempre le añade algo divertido al momento.  


10. Juego previo

foreplay

Se dice que más de la mitad de las mujeres no llegan al orgasmo en una relación sexual. Pueden ser muchas las razones: factores psicológicos, inhibición, falta de confianza o de comunicación en la pareja, falta de conocimiento del propio cuerpo, etc., pero una de las principales causas de no llegar al clímax es no saber aprovechar el juego previo. Ir directamente a la penetración provoca que no haya suficiente lubricación y sin tomar en cuenta que esto es dañino para la vagina, el sexo será menos placentero. Pueden masturbarse, tocarse, ir a una sex shop juntos y comprar juguetes que incrementen el placer y cambien por completo la rutina.

***


Referencias: