Adulto

Zonas erógenas para excitar a tu pareja

Adulto Zonas erógenas para excitar a tu pareja

Seas hombre o mujer, te decimos cuáles son las zonas erógenas que la mayoría prefiere para que puedas estimular mejor a tu pareja.

Las zonas erógenas son las partes del cuerpo humano que tienen mayor sensibilidad y que responden a estímulos, cuya finalidad consiste en excitar sexualmente a una persona.


Estas zonas erógenas pueden dividirse en primarias y secundarias. Las primarias son las partes más sensibles del cuerpo y que responden con mayor facilidad a la estimulación; las secundarias también lo hacen, pero en menor grado. Para dividirlas con mayor facilidad, se puede decir que las secundarias no son fundamentales para alcanzar el orgasmo, mientras que las primarias sí lo son.

zonas erogenas

No hay que menospreciar a las secundarias por no ser esenciales para llegar al orgasmo, pues son igual de relevantes que las primarias. Las caricias, así como los besos e incluso la respiración en las zonas adecuadas llevan a la excitación, lo que sin duda facilitará que puedas pasar a otras zonas con las que se alcanzará el tan buscado orgasmo.


Si bien cada persona responde diferente a los estímulos, y hay zonas que prefiere o que lo excitan más, hay ciertas partes del cuerpo que son más sensibles por las terminales nerviosas. Ya seas hombre o mujer, te decimos cuáles son las zonas erógenas que la mayoría prefiere para que puedas estimular mejor a tu pareja.

como exitar a tu pareja


Cuero cabello

Un masaje en la cabeza es sin duda una de las mejores zonas para comenzar con la excitación de la pareja. En el cuero cabelludo hay mucha tensión acumulada, por lo que las caricias ayudarán a que la persona se relaje y se libere del estrés. Es una buena zona para antes, e incluso después del coito.


Orejas

Las orejas son partes del cuerpo muy sensibles en las que hay muchas terminales nerviosas. Tanto el lóbulo de la oreja como la parte trasera son zonas que resultan muy sensibles. Decir cosas sensuales en el oído puede ser muy excitante, además que te puedes ayudar con la respiración lo que incrementará la sensación de placer. Puedes morder suavemente o lamer un poco el lóbulo; si se hace de manera delicada puede llegar a excitar mucho a la pareja.

zonas erogenas para exitar a tu pareja


Labios

Los labios son partes muy sensuales del cuerpo y es que no sólo nos sirven para dar besos y muestras de afecto, sino que también son zonas muy sensibles. Puedes pasar la lengua delicadamente sobre el labio inferior y dar mordiscos suaves; siempre con cuidado pues no querrás causar dolor. Usa la lengua para dar más placer.


Cuello

Besar el cuello, lamerlo y acariciarlo, al tiempo que se juega con la respiración puede resultar sumamente placentero. A los hombres les encanta, y es es una zona que reacciona muy bien a las caricias, ocasionando que la piel se erice con el roce más leve.


besar zonas erogenas


Pezón

Los pezones son muy sensibles por la cantidad de terminales nerviosas que hay en la areola. Es muy fácil excitar a alguien con caricias y apretones, además de que puedes usar la lengua y la respiración para una mayor excitación. En las mujeres los pezones son sumamente sensibles y uno de los lugares más placenteros, pero los hombres también lo disfrutan. Sobre todo si comienzas lamiendo el pecho y luego empiezas a bajar.


Espalda y vientre

La espalda es una zona muy sensible, por lo que las caricias son muy placenteras para ambos. Puedes también probar en los costados de la columna vertebral para dar caricias que la mayoría disfruta. El vientre es también una zona muy sensible que puede dar mucho placer si se estimula correctamente. La zona alrededor del ombligo es placentera para ambos. Utiliza la lengua y la respiración para dar placer en esta zona. Resultará muy excitante y estarás más cerca de los genitales, lo que sin duda incrementará la pasión en ambos.

imagenes zonas erógenas

Muslos

La parte interna de los muslos resulta muy sensible, sobre todo en las mujeres. Es una buena zona para acercarse una vez que haz estimulado otras partes del cuerpo. Cuando la mujer ya está excitada, acaricia los muslos y utiliza la lengua. Le encantará y tú podrás sentir el aumento de temperatura; además estarás muy cerca de los genitales.


Genitales


Hombre

Pene y testículos

El pene cuenta con muchas terminaciones nerviosas, especialmente en la zona superior, por lo que con una simple caricia él se excitará fácilmente. Los testículos son también muy sensibles y estimularlos es también importante, sobre todo cuando se trata de sexo oral. Recuerda siempre trátalos con delicadeza, pues se trata de una zona sumamente sensible.


Mujer

Clítoris y vulva

Acariciar la vulva puede tener un efecto muy placentero. También puedes utilizar la lengua en esta zona, lo que excitará más a tu pareja.

El clítoris, órgano cuya función es la de dar placer, es la zona que tiene más terminaciones nerviosas de todo el cuerpo. Si se estimula de manera correcta, se puede llegar al orgasmo. Por ello, es muy importante que si estás con tu pareja lo estimules correctamente. Es muy difícil que una mujer alcance un orgasmo si no se estimula; algo que a veces los hombres olvidan.

punto g

Puntos A, G, K y U

Mucho se ha dicho del famoso y tan deseado punto G, pero no es el único que existe en las mujeres y que causa placer.

El punto A se localiza entre el punto G y el cuello de la vagina. Se puede estimular con el dedo en forma de gancho en la pared vaginal delantera. Una de las posiciones que ayudan para alcanzar este punto es cuando la mujer se coloca boca abajo y el hombre por detrás. También la mujer se puede sentar en el borde de la cama y el hombre estar arrodillado al frente.

El punto G se localiza en la parte final de la vagina y se ha descrito como un punto difícil de alcanzar en las relaciones sexuales. Una de las posiciones que pueden estimularlo es cuando se penetra a la mujer por detrás o cuando ella se sienta sobre el hombre.

El punto U se localiza entre el clítoris y el comienzo de la vagina. Para llegar al orgasmo femenino deberás también alcanzar los puntos G y A. Para alcanzarlo una de las mejores posiciones es cuando la mujer está encima del hombre y ella se inclina hacia delante. Lo importante es que el hombre roce la zona con el pubis. 

El punto K puede generar orgasmos muy intensos si se estimula correctamente. Se ha dicho que este punto es casi inaccesible, pues se localiza al final de la vagina.


***

Te puede interesar:


Guía definitiva sobre cómo dar masajes eróticos


20 posiciones sexuales salvajes


Las 10 posturas sexuales ideales para el orgasmo femenino




Referencias: