Cómo hacer una historieta

Cómo hacer una historieta

Por: Maria Jose Santana -



Además de los géneros escritos, existen diferentes maneras de contar relatos: la historieta y el cómic son un ejemplo de ello. Su contenido es principalmente gráfico  esto quiere decir que consta de varias páginas donde podemos encontrar diseñados los diferentes escenarios y personajes que conforman la historia.

La historieta es un híbrido comunicativo en el que intervienen los elementos tradicionales de la comunicación verbal y de la comunicación visual. Unos y otros se superponen para dar lugar a una interacción comunicativa en la que el espectador debe descifrar dos códigos para luego relacionarlos e interpretar sus mensajes. 

El contenido visual es la gran virtud de la historieta y requiere de mucho tiempo de inversión para que quede agradable a la vista y dé el mensaje que desea. Otra característica de este arte es que su contenido se vuelve dinámico conforme pasan las hojas y leemos las distintas viñetas o recuadros. La historia se puede representar de forma impresa o digital, los pasos para elaborar una son los mismo sólo que las herramientas cambian de tradicionales a digitales.

A continuación te contamos lo que necesitas para crear una historieta:


Una historia que quieras contar

Cómo hacer una historieta


El primer punto es desarrollar la historia, toda aquello que desee contar algo necesita de una narrativa previamente construida, independientemente de la plataforma para la que se esté desarrollando. La historia es el pilar, si no está bien construida no va importar la técnica o elementos que utilicemos para desarrollarla, simplemente no funcionará. Lo mejor para trazar la historia es escribir un ensayo o un guión para saber por dónde se van a mover los personajes y en qué escenarios, la extensión puede variar dependiendo de las necesidades de la narrativa.



Crea el universo

Crea tu propia historieta

Como segundo punto, una vez que se terminó de desarrollar la historia, viene el diseño de personajes y escenarios, cada uno con distintos elementos y conceptos que dependen de la historia y el universo que desees crear. Hay que realizar varias vistas de los personajes y escenarios para que cuando se integren a la historieta sepamos cómo se verán en conjunto. Primero crea  algunos bocetos y líneas que apoyen el argumento de tu historia, pueden ser cuadros, círculos, etc. También se debe definir una paleta de colores y el estilo que tendrá cada dibujo: define con cuáles colores identificarás las temporalidades. Por ejemplo, si tu historieta estará diseñada en colores cálidos, puedes jugar con algunas escenas y tiempos verbales en blanco y negro para así crear un discurso en que visualmente haya claridad en la línea de tiempo que se maneja en la narración.



El montaje 

Haz tu propia historieta

Por último, pero un poco más laborioso de llevar a cabo, es colocar los diferentes escenarios y personajes para que guíen la historia; existen elementos como las onomatopeyas que ayudan a darle énfasis a las acciones, así como adornos en algún momento clave del diseño que apoyen la acción que estás mostrando. Recuerda que todo lo que aparece en la escena tiene una razón para estar ahí.

La historieta es una parte importante de la narrativa mexicana, existen muchas historietas que  nosotros conocemos como: La Familia Burrón, Memin Pinguín o el  Santo entre otras más.

Las historietas, como todo arte, es una alternativa creativa e informada que puede contener una crítica constructiva  hacia cualquier aspecto, ya sea escolar, social o de alguna problemática social, además de ser una gran forma de expresar aquellos universos que están dando vueltas dentro de nuestra mente.


Los medio y maneras para obtener conocimiento y aprendizaje son diversos, por ello te invitamos a conocer la técnica de la pirámide invertida para que retengas más información y puedas memorizar y comprender mejor todo lo que desees. 


Referencias: