Diseño

Detroit necesitaba un RoboCop… de madera

Diseño Detroit necesitaba un RoboCop… de madera

Conocida como la capital automotriz, la capital de los edificios abandonados o la capital del crimen, Detroit se transformó de una gran zona comercial y sectores residenciales a una zona abandonada y descuidada.

Después de la década de los 50, en la que compañías como Ford o General Motors le daban estabilidad y bonanza a los habitantes de la capital automotriz; entre 1980 y principios de 1990, la ciudad más grande del estado de Michigan, cada año sufría una serie de incendios intencionados de casas abandonadas durante La Noche Diablo, siempre una noche anterior a Halloween.

robocop01
En 2005, la ciudad tenía el sexto lugar de delitos violentos entre las 25 ciudades más grandes de Estados Unidos. Abandono, crimen y hasta burla (durante un capítulo de South Park, Saddam Hussein, el diablo y el novio del diablo hablaban acerca de que si existía un peor lugar que el infierno, ese lugar era Detroit) se ha hecho de este lugar que se encuentra en el mapa mundial y se aferra a desaparecer.

Robocop-Statue-Detroit-2
A quienes se burlan de la situación actual de Detroit, se les olvida que de ese lugar es originario el robot policía guiado por tres leyes básicas de programación: servir a la confianza pública, proteger al inocente y respetar la ley: RoboCop.

De tres metros de altura y tallado en madera, esta semana se concluyó la construcción del personaje que defendió del crimen a la ciudad de Detroit. En la plataforma Kickstarter, se presentó el proyecto “Detroit Needs a Statue of Robocop”; éste fue propuesto por habitantes de la ciudad después de que su gobernador se negara a dar recursos para la construcción de una estatua de RoboCop. El proyecto recaudó la cantidad de 67 mil dólares y el personaje de madera, por fin, fue presentado.

Robocop-Statue-Detroit-3
La estatua se establecerá en Detroit, escenario de la famosa película de 1987, producida por Arne Schmidt y dirigida por Paul Verhoeven.

Robocop-Statue-Detroit


Referencias: