Lecciones para comenzar a vivir como chica francesa
Diseño

Lecciones para comenzar a vivir como chica francesa

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

11 de mayo, 2016

Diseño Lecciones para comenzar a vivir como chica francesa
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

11 de mayo, 2016



Eloïse Héritier

Ella es francesa y es ilustradora. Su vida en París no es mera coincidencia ni una tirada de dado. Lo dado, como esa cosa dada, es el datum (como bien recordaría Derrida); el dato, que es su estancia en la capital francesa, es datar justamente en esta época y en ese lugar. Lugar donde crea, produce y escribe. Donde se lee su experiencia de lo dado. Su ser: una chica francesa.

chica francesa caminando

a) Su ilustración es práctica misma de su parisina estancia.

b) Su dibujo es lección de una vida que no es teatralidad. Es lección de que lo esperado a veces no encuentra su realización.

c) Su arte, su diseño, es puesto en práctica como obra secuencial que cruza las fronteras de lo visto, lo ejecutado y lo vivido.

d) Su ilustración es descripción. Cada imagen describe la vida francesa, así como cualquier otro vínculo que exista y necesite de un suplemento descriptivo.

e) Sus ilustraciones transforman y hacen referencia a lo creído o a lo esperado, a lo que se plantea como auténticamente francés (contemporáneo), pero sólo para su desmitificación. Si esperamos que la mujer gala sea exquisita y delicada, el arte de Héritier no es lo esperado.

-

El dibujo sólo toma como modelo otro dibujo y así sucesivamente hasta convertir a la chica francesa de boina y vestido corto en un olvido, rompiendo con el estigma.

chica francesa skinhead


Otras imágenes de su autoría muestran la mirada perdida y el desencanto de las tardes; sus formas son trazo y ligamento con una vida tan ordinaria como cualquiera en otra parte del mundo.


chica francesa sombrero


Hay uniones, pero sobre todo roturas, que van más allá de la tinta y lo estéticamente acordado. La haute couture no es decisivo en la chica franca.
chica francesa masturbacion

Hay fragmentos y supuestos. La vida parisina es descomposición de recuerdos y (re)armaduras.

chica francesa azul

La ilustración de Héritier rectifica ángulos de perspectiva / transparenta falsas creencias.

chica francesa amarillo

 El dibujo de Eloïse es verdad despedazado para romper ilusiones. La chica francesa que toma café en una mesita y usa enormes gafas Chanel durante el atardecer no pertenece a dicha geografía.


chica francesa rojo


Sus técnicas siempre diversas no son importantes, pues se parasitan unas a otras para construir la verdad, no el mito.

chica francesa playa


La imagen de esta artista no es solamente papel, no es únicamente bit. Su soporte no es el fondo ni la figura, es la vida que se desgarra e impone retos en el ser mujer, no en la nacionalidad estereotipada.

chica francesa sangre


La chica francesa es inclasificable. Como toda vida sobre el mundo, hay distintos juegos y diferentes cartas. No hay UNA chica francesa.


-

Transitar por el planeta Tierra creyendo que arriba de una Vespa, con una mascada cubriendo la cabeza y los labios intensamente pintados de rojo, es como se configura la mujer nacida en tierras de la libertad, la igualdad y la fraternidad, es casi tan plástico como pensar que en México todos usan sombrero y carrilleras. La imagen es respuesta a la verdad, no a la postal ni al souvenir.


***
Te puede interesar:

El misterio de las bragas que caen al piso: la mujer ante el machismo

Ilustraciones que demuestran lo hermoso y sentimental que es ser mujer






Referencias: