Diseño

Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo

Diseño Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo




Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces, te darás cuenta de lo especial que eres para mí.

—Frida Kahlo


No sólo Frida ha amado de esa forma tan loca y despiadada —casi demente—, también nosotros lo hemos hecho. Todos en alguna ocasión hemos entregado el corazón, el alma y la propia vida a alguien con la firme intención de ser correspondidos. Nos abrimos de par en par con el fin de recibir el mismo amor que nos enloquece, soñamos con ser un par de enamorados de un solo cuerpo y dos almas entrecruzadas.


Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo 0


Frida tenía el alma hecha pedazos y aun así fue capaz de reunir algunos trozos para entregárselos, sin siquiera pensarlo, a sus cuatro grandes amores. Para sobrevivir sin todo lo que le regaló a otros, Friducha se refugió en el arte y plasmó cada uno de sus sentimientos en cuadros que han desafiado al tiempo. Hoy nos continuamos identificando con sus memorias: "Las dos Fridas" acompaña nuestro sentimiento de soledad, "El venado herido" refleja nuestra vulnerabilidad y "Sin Esperanza" representa todo eso que nos devora desde adentro.


Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo 1


El ilustrador Tavo Montañez es otro mexicano, como tú y como yo, enamorado de la artista. Frida permeó en él a través de la soledad, tristeza y el dolor en cada una de sus pinturas. Por ello, en colaboración con la escritora Desireé Torres, creó una serie de ilustraciones en las que describe los 4 verdaderos amores de Frida y cómo es que se convirtieron en los pilares de su vida; la ayudaron a mantenerse en pie hasta el 13 de julio de 1954, cuando la muerte se la llevó por una trombosis pulmonar derivada de todos sus padecimientos. Así, con 4 figuras muy presentes en su vida personal y en su obra pictórica, Tavo Montañez le rinde un homenaje muy merecido a la pintora de uniceja y corazón roto.


-

El primer amor: Guillermo Kahlo


Memorias de una niña alegre


Guillermo Kahlo fue el primer gran amor de la pequeña Frida, quien siempre vio a su progenitor como un héroe puesto que se dedicaba a plasmar almas y rostros a través de una cámara fotográfica. Él le enseñó el valor del arte, la belleza y la estética, mismas que le servirían a la pintora para definir su estilo y el amor por la esencia de las personas impregnadas en un lienzo. Como cualquier pequeña, Kahlo veía en su padre una figura de suma importancia ya que él era protector, cariñoso y la alentaba a cumplir sus sueños. Por ello, cuando Guillermo Kahlo murió Frida no sólo quedó devastada, sino herida profundamente de por vida.


Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo 2


«Las primeras pinceladas de esta pequeña artista se dieron con las pinturas de su padre, para que luego del accidente, en la cama con docel, dedicara todo su tiempo a pintar ya con acuarelas suyas».


—Fragmento de "Los amores de Frida", Desireé Torres



-

El segundo amor: Diego Rivera


Eros es dual, así como Frida


Al decir las palabras "amor" y "Frida" lo primero en lo que pensamos es en Diego Rivera, quien fue su pareja y compañero. Frida lo admiraba como artista y como ser humano, pero siempre pensó que no podían entregarse al 100 % a su romance porque él era un hombre mayor con otras preocupaciones que no se fijaría en una principiante en el arte. De pronto y como si se tratara de la novela más romántica, Diego y Frida ya estaban apasionadamente enamorados. Ella aceptó todas las condiciones que su "Sapo" le impuso, aunque éstas implicaran quedar de lado en el corazón del pintor. Sin embargo, Diego la amaba como nunca pudo querer a nadie más. Su romance fue pasional, intenso y agresivo, pero también fue lo que mantuvo inspirado y vivo el corazón de la artista.


Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo 3


«Ella decía que amaba a Diego así como era, porque si lo quisiera cambiar, entonces, querría a otro Diego».


—Fragmento de "Los amores de Frida", Desireé Torres


-

El tercer amor: Cristina Kahlo


Frida y Cristina


Como hermanas formaron un equipo en el que la personalidad de cada una se conjugaba para crear un sólo personaje del que sus padres estaban orgullosos. Friducha –como Cristina la llamaba– era como una hija para ella, puesto que la cuidó cuando más lo necesitó. No obstante, Cristina tuvo un amorío con Diego que quebró a Kahlo; a pesar de todo, ella no permitió que eso mermara su amor como hermanas. Después de todos los problemas que atravesaron Cristina dejó a sus hijos en México para ir a Nueva York a cuidar a su hermana, pues ellas siempre se apoyaron –más que como hermanas– como cómplices, amigas y confidentes.


Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo 4


«En todas las cartas y fotografías familiares, el secreto más íntimo que sobresale es el amor tan fuerte que existía entre las hermanas y los padres de la artista».


—Fragmento de "Los amores de Frida", Desireé Torres



-

El cuarto amor: México


Amor a lo mexicano


Frida siempre mantenía su hogar lleno de significados y referencias como si se tratara de una película. Por ello la Casa Azul es de esa tonalidad, ya que en su experiencia ese tono protegía su hogar y a ella de los malos espíritus que rondaran el lugar; por esa misma razón sus ropas siempre fueron tan coloridas. Los perros xoloitzcuintle que forman parte de la nación fueron parte de la vida de la artista, ella los tenía como mascotas e inspiración para algunas pinturas. De igual manera, las plantas y flores más representativas de México –así como los platillos nacionales– formaron parte de su fuente como artista y de su motivación; el país en que Frida nació fue ese cuarto y gran amor al que ella se aferró siempre.


Ilustraciones de los 4 amores que cambiaron la vida de Frida Kahlo 5


«[En la casa de la calle Aguallo] Frida pintó un listón sostenido por dos gorriones que decía "El mesón de los gorrones" porque era a donde llegaba todo el mundo a comer... A Frida le encantaban los sopecitos».


—Fragmento de "Los amores de Frida", Desireé Torres


-

La escritora cita a los amores de Frida como los pilares en la vida de una mujer concebida como un ícono de la pintura y el feminismo. De igual forma que Kahlo lo hizo, México la reconoce a ella como un pilar de nuestra cultura para la preservación de las tradiciones y el enaltecimiento de espíritu mexicano. Para lograr estas ilustraciones Montañez y Torres recurrieron a testimonios familiares que deshilaron la vida de la pintora para acercarse a ella y entender cómo Frida pudo amar tanto aun con el alma hecha añicos.


Si quieres leer el texto y ver las ilustraciones, así como animaciones de Frida Kahlo, visita la página de Tavo Montañez.



**

¿Sabes cómo ven a Frida los artistas de otras partes del mundo? Quizá de la misma manera que los fotógrafos que se dedicaron a retratarla.