Los Pastafarios, dios es un espagueti volador y ebrio
Diseño

Los Pastafarios, dios es un espagueti volador y ebrio

Avatar of Rafael Vargas

Por: Rafael Vargas

4 de mayo, 2016

Diseño Los Pastafarios, dios es un espagueti volador y ebrio
Avatar of Rafael Vargas

Por: Rafael Vargas

4 de mayo, 2016



¿Qué pasaría si te dijeran que el ser superior que creó el Universo es un espagueti con albóndigas gigante que vuela por el cosmos? Entre sus creaciones están, por supuesto, los seres humanos, siendo los piratas sus mayores profetas, y la desaparición de estos en los últimos siglos, es la causa de los frecuentes desastres naturales. Además, los errores que tiene la existencia misma son culpa del alcoholismo del monstruo, quien creo todo en estado de ebriedad, el mayor símbolo de esta fe es el tenedor crucificado, su nombre es tan hermoso que ni siquiera puede ser pronunciado porque acabaría con la vida del simple mortal que lo escuche.

Los Pastafarios, dios es un espagueti volador y ebrio

Bueno esto es lo que creen los Pastafarios, una religión paródica creada por el profesor universitario Bobby Henderson, en protesta por la decisión del estado de Kansas de permitir la enseñanza del “Diseño Inteligente” en las escuelas y colegios públicos, en otras palabras: la idea de la creación según los cristianos fundamentalistas, quienes con tal de burlar la ley que prohíbe la enseñanza de cualquier religión en los centros educativos, creó el nuevo plan que solo eliminaba el nombre del dios cristiano.

Lo que empezó como una broma y una manera de manifestarse contra la nueva ley de la Junta de Educación de Kansas, se convirtió en un éxito mediático y en las no tan comunes redes sociales del entonces 2005, tanto así que rápidamente nació la Primera Iglesia Unida del Monstruo del Espagueti Volador, que cada día suma más feligreses.

La primera acción de la First United Church of the Flying Spaghetti Monster fue armar las celebraciones y días sagrados para los pastafarios, siendo el más sagrado el día viernes, en el que los creyentes deben vestir como piratas con un colador de fideos en la cabeza, ese día deben comer espagueti hasta reventar y, por supuesto, embriagarse lo más que se pueda.

Bobby Henderson

Si eres un buen creyente y sigues todas las enseñanzas, entonces tendrás la oportunidad de ir al cielo, un lugar con cientos de volcanes que emanan cerveza helada y una fabrica de strippers. En cambio, si eres una mala persona, el infierno te espera con volcanes de cerveza caliente y strippers que sufren enfermedades de transmisión sexual. Los pastafarios llegaron a la conclusión de que la evolución es un mito con pruebas implantadas por la comunidad científica para engañar a la gente y que no crean en el Monstruo del Espagueti Volador.

Henderson, quien creó la broma sólopor diversión, se convirtió en uno de los temas más recurrentes de la red, lo mejor fue el hecho de que recibió muchísima atención llegando a oídos de la Junta de Educación del Estado, fue entonces cuando este licenciado en física de la Universidad Estatal de Oregon envió una carta diciendo que si enseñaban la evolución y la Biblia, también debían enseñar su teoría, la idea encantó a los agnósticos y ateos del mundo, y ya para el 2007, Herderson decía que el sitio web había recibido la inscripción de 10 millones de personas que habían sido tocadas por el Espagueti.

Hoy los pastafarios son un número mucho mayor, los ya creyentes retan a los miembros de otras religiones a probar el Pastafarismo por 30 días. “Si no te gusta, tu vieja religión seguramente te admitirá de nuevo” es su lema, incluso en países como Austria y República Checa han logrado cierto reconocimiento como creencia, mientras que en el resto siguen luchando por ser declarados como religión oficial.

pastafarios

En el 2007, gracias a la unión de varios grupos, entre ellos los seguidores del Espagueti, lograron que se cancelara el plan de que la enseñanza de la religión en el sistema educativo estatal, llegando a ser considerado como una victoria total por parte de los opositores al plan original de las iglesias.


Referencias: