Diseño

Tatuajes que honran a la naturaleza

Diseño Tatuajes que honran a la naturaleza

Antes de que el mundo existiera como lo conocemos, cuando no había hombres que pisaran la Tierra, una paz reinaba el mundo. Todo alrededor era agua, hasta que un día comenzaron a caer rocas del cielo. Luego vinieron los hombres; seres que no podían cuidarse entre ellos, hasta que llegó una mujer. Ella se dedicó a cuidarlos y así nació la humanidad. 

Cuenta la mitología inuit que hace miles de años, cuando todavía no había animales, la mujer le pidió al dios del cielo Kaila, que mandara seres que poblaran la Tierra. 

–Haz un agujero en el hielo y pesca –dijo Kaila.

La mujer obedeció y de las profundidades del agua helada sacó a todos los animales que poblarían la Tierra. El último fue el caribú, animal que Kaila le regaló porque sería el que alimentaría a su pueblo. Más tarde, el caribú se multiplicó y los hombres pelearon por los más bellos. Pronto había muchos débiles y enfermos que debilitaban a los inuits cuando los comían. Kaila envió a la mujer a que pescara nuevamente. Cuando estaba en el hielo, Amarok, dios mitológico, envió un lobo. Éste se comería a los animales enfermos y evitaría que los inuits enfermarán. 

Para los esquimales, todo debe estar en balance y tiene una razón de ser. Los animales no son cazados, sino que se dejan cazar. Por eso, los inuits hacen ceremonias en las que piden que el alma del animal vaya a donde debe estar y no permanezca en el mundo terrenal. Cuando llega la hora de abandonar esta tierra, dependiendo de la muerte que se haya tenido, parte del alma va al infierno o al cielo, mientras que otra será parte de un pariente recién nacido.

Los inuits son seres de gran fuerza, y una parte de ésta se debe a lo que sus antepasados le dejaron. 

Tal vez muchas otras culturas no compartan la ideología de los inuits respecto al traslado del alma, pero sí podemos decir que hay recuerdos de algo o alguien que guardamos en lo más profundo del corazón. Somos seres que caímos del cielo y que convivimos con la naturaleza desde el origen de los tiempos, aunque algunos nos hayamos alejado; pero hay otros que deciden tatuarlo para llevarlo en la piel. 

Los tatuajes presentados a continuación honran este planeta azul, un planeta hecho a base de agua; hogar de árboles, hombres y animales. 


Tatuaje-de-flores

tatuaje-brazo

tatuaje-de-arbol

tatuaje-de-elefantes

   tatuaje-de-naturaleza

tatuaje-de-pajaros

tatuaje-en-brazos

tatuaje-de-lobo

tatuaje-espalda

tatuaje-en-la-pierna

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

tatuaje-flores

tatuaje-en-la-mano

    tatuaje-geometrico

tatuaje-ramas

tatuaje

tatuajes-en-el-pie


Referencias: