Diseño

Tatuajes que sólo a los millennials se les ven bien

Diseño Tatuajes que sólo a los millennials se les ven bien

Eres millennial, acéptalo. Si naciste entre 1984 y 2004; es decir, entre la primera aparición de la palabra "ciberespacio", en medio del arranque de la Web 2.0, con páginas como Facebook y los días te parecen banales porque te aburres tremendamente, es innegable que eres un millennial. Quisieras cambiar el mundo pero tu cuenta de Instagram no tiene más de 800 seguidores y de la de Twitter ni siquiera recuerdas tu contraseña. La realidad es que aún con todos los seguidores que deseas el mundo no cambiaría en absoluto sólo porque actualizas tus estados y compartes tu desayuno.

Nosotros los millennials nos enamoramos gracias a Internet y nos desenamoramos por el mismo medio. De manera abrupta dividimos a nuestros amigos de acuerdo a un tabulador de likes y nuestra vida se convierte en la que todos ven a través de fotografías en una pantalla. Por ello, lo único que hoy nos pertenece exclusivamente es nuestro cuerpo: ese medio a través del que percibimos y aquel templo en el que habitamos.

Victor Zabuga pelo
Victor Zabuga chicas
Los diseños de Victor Zabuga reflejan ese vacío que nos gusta llenar con lloriqueos y problemas superficiales de transcendencia cotidiana, es decir problemas de millennials.

Victor Zabuga techo
Este joven diseñador, afincado en Berlín, imagina que la conexión entre las personas ocurre gracias a lazos místicos. Es decir, vínculos que hace pocos años seguían siendo imaginarios o atribuidos a consecuencias fisiológicas casi mágicas, pero que hoy los logaritmos de Google, Spotify, Facebook y Pinterest descifran casi sin fallos. Coincidencias programadas que nacen, crecen y crushean gracias a nuestras señales de wifi.

Victor Zabuga lover
Victor Zabuga nalgas
¿Qué decimos los millennials cuando hablamos de amor? Aun no hay alguien que haya descubierto por qué nuestras historias románticas, tan intermitentes como variadas, copian –sin saberlo– los finales de los cuentos de Raymond Carver: cierres abruptamente misteriosos; sentimientos de hastío y culpa en proporciones exageradas; abandonos y pérdidas anticipadas; aburrimiento, pues gracias a libros que descargamos de Internet ya sabemos que el amor dura tres años como máximo.

Entonces, lo que hacemos cuando hablamos de amor es no hacerlo. Preferimos callar y evadirlo, porque el momento que importa es el ahora y sólo estamos aquí para disfrutar el presente. Así que ¿cómo se vería esa frase que refleja nuestra eterna apatía en un trazo sobre el brazo o en medio del muslo?

Victor Zabuga antebrazo
Victor Zabuga brazos

Victor Zabuga piernas
Con esa letra naif, tan de moda, estos tatuajes nos definen a la perfección. A los románticos los representó una caligrafía gótica y a nosotros nos tocó esa letra que –aparentemente– es irrepetible debido a lo mal hecha que está. Llegamos tarde a todo y lo único que nos queda es volver a aprender a escribir, pues aunque las computadoras pueden hacer todo cada vez más rápido, –tomar dictado de voz por ejemplo– nada reemplazará el trabajo bien hecho por uno mismo.

Victor Zabuga nomires
Victor Zabuga columpio
Los trazos de Victor Zabuga recuerdan a los de presidiaros del siglo XVIII y marineros, a quienes eran condenados a cadenas perpetuas y a perros del mar sin puerto que los esperara, los dos hermanados por la única pertenencia a su cuerpo y sus deseos. De la misma manera lo único que nos define es nuestro cuerpo y sus deseos, por eso en las rayas y la saturación encontramos tanta identidad. Quisiéramos reescribir la historia y el único espacio curtiente vacío para hacerlo es nuestra piel; eres millenial, reconócelo.

Victor Zabuga torso
-

Tatuarte demuestra en trazos de tinta lo que no podemos pronunciar en palabras, como en el caso de estos "mini tatuajes que revelarán tu debilidad". También puedes descubrir los "tipos de tatuajes que los modelos aman mostrar en las pasarelas y desearás llevar en tu piel".


*

Fuentes:

Instagram y página de Facebook de Victor Zabuga








Referencias: