Truth: el templo del café

Truth: el templo del café

Por: Luz Espinosa -

Hay quienes miden su vida en cucharaditas de café, quienes hacen de políticos sabios con sólo oler el delicioso estimulante; hay quienes roban el tiempo entre taza y taza, pero sólo Truth, una cafetería en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, llevó a las cafeterías al inicio de toda antesala del paraíso.

Cafeterías en Ciudad del Cabo

Después de 1550, tras el intento de prohibir establecimientos en los que se vendiera café, estos se extendieron por toda Europa y en poco tiempo se convirtieron en lugares de reunión entre filósofos e intelectuales, donde se discutían e intercambiaban ideas. La transcendencia ha sido tal que, incluso, algunas cafeterías son auténticas instituciones: Café Zurich, en Barcelona; Café Gijón, en Madrid; Café Iruña, en Pamplona y Bilbao; Café Novelty, en Salamanca y ahora Truth, en Sudáfrica.

Como si se entrara a una cápsula del tiempo, al atravesar las puertas de Truth el visitante encuentra una tienda de café llena de objetos vintage, desde máquinas despachadoras de café, bancos y velas, hasta máquinas de escribir y de coser.

cafeterías vintages

La idea de este pasaje en el tiempo surgió cuando los propietarios del lugar se dieron cuenta que no todos los cafés debían ser iguales. Que las calles están repletas de cerveza aguada, convirtiendo en pesadilla  el contacto con las papilas gustativas. Establecimientos que existen porque las buenas personas permanecen en silencio.

La cafetería fue diseñada por el despacho Haldane Martin, quienes a través de vintage buscaron hacer justicia al café.

steam

El novelista estadounidense Mark Helprin no se equivoca al decir que “el sacerdote vudú y todos sus poderes no eran nada comparados con el café expreso, el capuchino y la moka, que son más fuertes que todas las religiones del mundo juntas, y quizá más fuertes que el alma humana”. Y es que el café resulta como una religión por ser una de las bebidas más olorosas y deliciosas.

Partiendo de esta idea, Truth se ha convertido en el templo del café, donde cada rincón esconde elementos de otro tiempo.  El diseño se extiende incluso a los baños, en los que se exponen las tuberías de cobre, antiguos espejos que se extienden sobre toda una pared y tomas de palancas victorianas.

Truth se pensó para convertirse en el vínculo entre presente y pasado, un espacio que eligió el olor del café como vehículo principal.

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/10/cafeterias.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/10/puntos-del-cafe.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/10/el-cafe-con-profesion.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/10/cafeterias-en-sudafrica.jpg


Referencias: