5 maneras de controlar el sentimiento de frustración en tu vida
Estilo de vida

5 maneras de controlar el sentimiento de frustración en tu vida

Avatar of Edith Gomez

Por: Edith Gomez

6 de diciembre, 2016

Estilo de vida 5 maneras de controlar el sentimiento de frustración en tu vida
Avatar of Edith Gomez

Por: Edith Gomez

6 de diciembre, 2016




Hay un momento en la vida en el cual comenzamos a sentir que el tiempo volaba y hoy, al mirar el calendario— igual que todos los años, desde entonces— nos hemos dado cuenta que los días y los meses pasaron volando, y ahora nos encontramos preguntándonos: ¿qué hemos conseguido hasta ahora? ¿Qué metas establecimos a principio del año y prometimos cumplir a lo largo de todo este tiempo y aún no hemos alcanzado?

Si esta sencilla evaluación de objetivos hace que nos demos cuenta que necesitamos realizar un ajuste entre las expectativas laborales y la realidad, puede que nos genere un cúmulo de sensaciones relacionadas con el desánimo y la frustración. No permitas que esto domine tus días.

Muchas veces reconocemos que nos sentimos frustrados, pero en otras situaciones no sabemos porqué experimentamos estas sensaciones. Es un sentimiento normal, pero la manera en cómo la gestionamos o nos enfrentamos a ella es lo que marca realmente la diferencia.

Cómo manejar la frustración

La palabra frustración proviene del verbo frustrar que, según la Real Academia de la Lengua Española, significa: privar a alguien de lo que esperaba conseguir. En el ámbito laboral se origina por diversos factores.  Uno de los habituales es no poder alcanzar los resultados que habíamos esperado, o cuando nos encontramos con un obstáculo mucho más grande de lo que habíamos imaginado. Sea cual sea la cuestión, todo puede generar un gran sentimiento de desánimo por lo que debemos frenarlo cuanto antes.

Un empleado que se encuentre frustrado puede generar una fuerte ansiedad, apatía por su trabajo e incluso presentar cierto nerviosismo. Estos efectos psicológicos pueden desencadenar enfermedades o dolencias físicas, por lo que disminuirán su productividad y afectará en la competitividad de la empresa.

El creador del concepto de inteligencia emocional, Daniel Goleman, dice cómo manejar la frustración de manera adecuada. Para ello recomienda poner toda tu energía en aceptar la situación en la que te encuentras y mantener una posición estable para que las emociones que experimentes como la angustia, el enojo u otra sensación similar, no logren desbordarte.

Según los especialistas, la mejor etapa para aprender a gestionar la frustración es durante la infancia, pero existen algunas recomendaciones que podemos poner en práctica los adultos y que nos ayudarán a sentirnos en sintonía y plenos en el ámbito laboral. Por esa razón te presento cinco acciones que puedes realizar para manejar la frustración, y estoy seguro que te serán de gran utilidad:

 


Reconoce la frustración

Cómo manejar la frustración

Es importante que sepamos reconocer cuándo estamos frustrados y qué es lo que desencadena esa frustración. En algunas ocasiones la arrastramos de casa, de una discusión con algunos amigos o de un debate con la familia, y no tiene nada que ver con nuestro trabajo.

 


Controla tus impulsos

Cómo manejar la frustración

Cuando tengas la necesidad de seguir un impulso, piénsalo dos veces y pregúntate si de verdad vale la pena sentirte de esa forma. Valora los pros y los contras de reaccionar de esa manera y la repercusión que tiene en tu salud. Intenta tomar una decisión con la cabeza fría.

 


Acepta y conoce tus límites

Cómo manejar la frustración

Es importante que conozcas cuáles son tus cualidades, pero también que seas consciente de tus limitaciones.  Averigua qué habilidades son las que te caracterizan e intenta aprovecharlas al máximo con el fin de alcanzar tus metas.

 


Medita y háblalo

Cómo manejar la frustración

En algunas ocasiones, los motivos que desencadenan la frustración son provocados por nuestra percepción, la cual podría estar equivocada. Es importante que pares y reflexiones sobre la situación y que lo hables con alguien, con el fin de exteriorizarlo y así otra persona te dé su opinión.  Si tu frustración se debe a un malentendido laboral, recuerda que no debes tomar las cosas como si fuera algo personal.



Realiza ajustes en tu estrategia

Cómo manejar la frustración


Después de una situación de frustración no te sientas culpable. Todo lo contrario, aprende de la experiencia e intenta sacarle el máximo provecho. Una manera de hacerlo es reajustando tu estrategia de crecimiento empresarial.


Ya sea por motivos personales o laborales, la frustración puede presentarse en nuestra vida diaria. La realidad es que no podemos evitarla por completo pero sí podemos aprender a manejarla eficazmente. La frustración de metas no alcanzadas puede ser muy intensa, provocar ansiedad, depresión y disminuir la autoestima. Evitemos que las emociones dominen nuestra perspectiva. Pon en práctica estos cinco consejos y aprovéchalos al máximo para intentar conseguir de forma realista los objetivos que te has propuesto y evitar que la frustración se apodere de ti.

 

***
 Hay algunos métodos de meditación podrían ayudarte a controlar tu mente e impulsos, así que te compartimos la guía de meditación para principiantes que ayudará a tranquilizarte cuando más lo necesitas. 

***
Las fotografías que acompañan el texto pertenecen a Lana Prins, conoce más de ella en su página oficial. 


Referencias: