Razones por las que eres juzgada cuando te embarazas a los 25 en una generación que ya no quiere tener hijos
Estilo de vida

Razones por las que eres juzgada cuando te embarazas a los 25 en una generación que ya no quiere tener hijos

Avatar of Johana P

Por: Johana P

9 de enero, 2017

Estilo de vida Razones por las que eres juzgada cuando te embarazas a los 25 en una generación que ya no quiere tener hijos
Avatar of Johana P

Por: Johana P

9 de enero, 2017

Crecí con la creencia de que tenía pocas probabilidades de quedar embarazada debido a una cirugía que tuve a los 13 años, en la que perdí un ovario a causa de un quiste. Desde entonces comencé a tomar anticonceptivos, esto sumado a que las mujeres en mi familia no son reconocidas por su fertilidad, lo cual me llevó a pensar en que mi proceso tan anhelado de crear vida sería meticuloso y acompañado por doctores, así que un día decidí parar los anticonceptivos que tomaba desde hace 12 años, y comenzar a desintoxicar mi cuerpo e intentar embarazarme en un futuro. Lo que sucedió fue que al mes de retirarme el Yadel (implante subdérmico anticonceptivo temporal hormonal) quedé embarazada.


¿En qué momento de mi vida me encontraba al quedar embaraza? Estaba finalizando mis prácticas en psicología, tenía tres perros y vivía con mi pareja de hace ocho años.


Realmente me sentí muy feliz al quedar embarazada tan pronto; sin embargo, no tenía ni idea de lo que me venía encima… y eso que aún no ha acabado.


¿Qué sucede en tu vida cuando te embarazas a los 25 años?



Eres juzgada


embarazo-25-anos


Sí. En esta sociedad se juzga a la mujer porque sí o porque no; eres juzgada si no quedas embarazada o sí quedas embarazada. Y es verdad, no existe tiempo perfecto, nunca se está lista por completo, desde que vi la prueba positiva me inundaron sentimientos de amor y de miedo, cada uno escoge con cuáles se queda conforme a su ideología. Yo decidí quedarme con el amor y trabajar mis miedos; además de mandar a la chingada las opiniones de los demás sobre mi vida.


Cambia totalmente tu forma de ver la vida


embarazo


Si te entregas al embarazo logras crecer a mil por hora, con cada pensamiento, cuestionamiento y lectura que realices. Recomiendo que durante esta etapa la madre busque su satisfacción, es el momento para ser egoísta y pensar en qué haría feliz al dúo madre-bebé; leer, bailar, nadar, etcétera.


Mi consejo: aprender cosas nuevas, aquellas cosas que no te habías permitido experimentar, sigue tu instinto que en esta época se afina demasiado y te permite ver las cosas de un modo diferente.



Todo cambia en tu cuerpo y en tu vida


mama-millennial


Toda la vida había soñado con quedar embarazada, de hecho siempre he pensado que me encanta la idea de criar a mis hijos y tener un hogar feliz. Para mí, los primeros meses fueron horribles, pensé en que si hubiera conocido esa realidad antes no hubiera decidido embarazarme, el poco control que sientes de tu cuerpo, sobre todo el cansancio y los cambios de humor sin explicación, hacen que te cuestiones quién eres y si en realidad sabes en lo que te adentras.


Consejo: suelta las riendas de tu vida, confía en el Universo y vive un día a la vez; permítete ser vulnerable.



Te pondrás a prueba constantemente, de manera mental en la mayoría de los casos


embarazo-joven


Quiero concebir al ser que se forma dentro de mí sano y salvo, y de manera constante temía sufrir un aborto espontáneo, que dejara de moverse, que un mal paso terminara en una catástrofe. Dudé de mi capacidad natural de mujer.


Consejo para esta situación: confía en tu naturaleza creadora y comienza a trabajar en la conexión con tu feminidad.



Replanteas toda tu vida 


parejas-embarazo


Esta experiencia es todo un reto para la pareja. Sin importar cuánto tiempo lleven juntos, sale a relucir la sombra de cada uno, y es un momento en el que tienen que empezar a actuar como siempre habían dicho que querían que fuera su familia. Una cosa es que hablemos y soñemos sobre lo que queremos y otra es llevar la palabra a la acción. Sugerencia: hay que tener altas dosis de compasión con nosotras y con nuestra pareja, además de esforzarse por vivir momentos íntimos (que no giren en torno al bebé), aunque estemos muy cansadas y de mal humor. También es el momento de discutir qué queremos para la familia que vamos a construir (si lo discutieron, volverlo hablar, ya que muchas cosas pueden cambiar).


Estar embarazada a esta edad tiene sus pros y sus contras, pero si decides seguir adelante puede ser una experiencia que te permite crecer como mujer, como pareja, como hija y como ser en esta sociedad. Logras experimentar momentos reveladores frente a lo que eres y lo que en realidad quieres para tu vida, es una transformación profunda, desgarradora y excitante…. Y aún no he parido.


Sé que en la sociedad en la que vivimos las nuevas generaciones han cambiado su pensamiento y metas, ya que "no quieren casarse, no quieren tener hijos, etc.", para ellos lo importante es “salir adelante”, “ganar dinero”, “forjar tu carrera profesional” . Y está bien, cada uno debe hacer lo que le parezca mejor para su vida, pensar que sólo hay un camino “correcto” y que ese es el que debe seguirse es una estupidez, cada quien tiene su sendero, el cual hay que respetar sin juzgar.


Mamá millennial


Una última sugerencia: si tienes pareja, procura trabajar junto a ella heridas familiares, pensar en la niñez para identificar y replicar conscientemente lo que quieren para la construcción de su nueva familia y desechar lo que no desean. Claro está, esto no significa que ya todo se ha solucionado, apenas empezamos el camino de ser madres, hay muchas cosas por solucionar y adaptar, pero como dije antes, hay que vivir un día a la vez.



**


Formar parte de una generación que tiene, en su mayoría, ideales y maneras de ver la vida similares, no significa que aquello que no esté dentro de dichos paradigmas esté mal; algunos millennials deciden casarse, tener hijos, establecerse,y sus problemáticas siguen siendo igual de importantes, por esa razón, te compartimos 12 cosas que una pareja puede hacer después de casarse para tener una relación fuerte.



Referencias: