El refresco que nació en la Alemania nazi y se convirtió en una de las bebidas más populares del mundo

Jueves, 12 de julio de 2018 17:36

|Cultura Colectiva
refresco que nacio en el nazismo

A pesar de su pasado turbulento, es el segundo refresco más consumido en todo el mundo.


En ocasiones, conocer la historia de los productos que han acompañado a familias durante décadas es también conocer la historia misma de la humanidad. Por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial se cerraron varios pasos, como carreteras, vías y pistas de aterrizaje, como parte de una estrategia de guerra. Antes de que se cerraran tales vías de comunicación territorial, ​la bebida Coca-Cola fue altamente consumida en el país, por lo que Hermann Goering, mano derecha de Hitler, buscó nacionalizar y robar la fórmula del refresco estadounidense para así quedarse con las ganancias totales generadas por el consumo masivo de esta bebida.


Estados Unidos y Alemania tenían un conflicto bélico. Este fue uno de los motivos por los que la distribuidora del saborizante ​Coca-cola no llegó a las fábricas alemanas. Esto empezó a perjudicar el campo económico, ya que la bebida era muy

consumida en aquel país antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial. Max Keith, uno ​de los directivos de ​Coca-Cola en Alemania, ideó una alternativa ante tal situación: crear una bebida que por lo menos alcanzara la mitad de la venta de Coca-Cola. Los ingredientes de esta bebida dependían en su totalidad de cada época del año, según la cantidad o la escasa cantidad de algún componente. Las frutas eran sustanciales en la fabricación del refresco, principalmente las sobras de las manzanas. Se tenía que explotar al máximo lo que se tenía en las manos para poder alcanzar su meta, sin miedo a tener una gran pérdida.



refresco que nacio en el nazismo 1



Una vez conseguida la nueva sustancia y el sabor, surgió el refresco alemán. Como todo producto, la publicidad era necesaria, pues le ayudaría a conseguir su meta y recuperar el crecimiento del sector económico de Alemania. Era de esperarse que tenían que ganarse la confianza de los consumidores. Alemania estaba acostumbrada a ​Coca-Cola, y desde luego la desaparición repentina de esta bebida causó una ruptura en sus prácticas cotidianas. Convencerlos de probar un nuevo producto sería una tarea difícil, sobre todo combatir los mensajes negativos y también romper con la imagen de Coca-Cola ya incrustada en las personas.


Una nueva meta era lograr que al momento de decir "refresco", en vez de que se le asimilara con la imagen del refresco negro, se le relacionara a la nueva bebida frutal alemana. Lo primero que se tenía que hacer era crear el nombre. No se sabe con seguridad

el surgimiento del mismo, pero se cree que viene de la abreviación de la palabra ​Fantasie —que es fantasía en alemán—, o porque su pronunciación es casi igual en todos los idiomas. Sus fonemas transmiten frescura, y la bebida tenía que cumplir con ello. Es así como nace ​Fanta.



refresco que nacio en el nazismo 2



Las fábricas que antes se encargaban de embotellar al refresco negro, se alistaban para reproducir en gran cantidad al refresco alemán, ​Fanta. Tenían en sus manos el producto que podría ser consumido por la mayoría del país que en ese momento se encontraba bajo el régimen nazi. La economía tenía que ser restablecida con un producto de autoría nacional. Y es con este sello con el que buscarían la aceptación de los consumidores. Una vez escogido el mensaje, se registró el diseño del envase como insignia de un refresco único, pero aún bajo el sello de Coca-Cola.



refresco que nacio en el nazismo 3



Para 1943, ​Fanta se consagró como una bebida exitosa en la nación alemana. Aunque no alcanzó el número de ventas obtenido con el refresco estadounidense, fue reconocida por los consumidores. Esta bebida fue bien aceptada, y no siempre para tomarla. Su cantidad de azúcar le daba la apariencia de jarabe de jengibre, y fue utilizada por las amas de casa para sazonar sus alimentos. Fue así como surgió ​Fantakuchen, un pastel que hoy en día es parte de la gastronomía popular de Alemania. A pesar de su éxito, el precio de ​Fanta no fue accesible, solamente los que contaban con un buen nivel socioeconómico consumían el refresco. No obstante, su consumo no decreció. Su éxito fue reconocido por Coca-Cola, al punto de firmar convenios al finalizar la Guerra Mundial para que ​Fanta formara parte de la empresa de manera internacional. Poco a poco se fue expandiendo, cuando llegó a Madrid se proclamó como un refresco amigo de la economía y la prosperidad —que era sumamente valorada en el periodo de crisis de la posguerra.



refresco que nacio en el nazismo 4



A pesar del ambiente sombrío en el que nació uno de los refrescos más famosos del mundo, se ha logrado retomar un poco de su contexto en sus campañas. Más allá de haber surgido bajo el régimen nazi, no es propio decir que el refresco fuera de la autoría de esta ideología, pues Max Keith nunca se proclamó nazi. Sólo buscaba dar una solución a la caída económica, a pesar de que no simpatizaba con los nazis. Hoy en día, Fanta es el segundo refresco más consumido en el mundo. Su publicidad actual se caracteriza por mostrar al refresco como algo divertido y juvenil. A pesar de su pasado turbulento, es uno de los refrescos más antiguos del mundo y pionero en gaseosas con sabor a frutas a nivel mundial.


**



El texto anterior fue escrito por Yazmín Cruz.


**


Desafortunadamente, el siglo XX estuvo marcado por genocidios que cambiaron a la humanidad. Debemos conocer y recordar cada uno de ellos, para tener siempre en mente que jamás será válido atentar en contra de la vida de millones sólo por ganar guerras inútiles y despiadadas.


Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS