PUBLICIDAD

HISTORIA

Ella es Max, la perrita que encontró a Caro Quintero escondido entre los matorrales

Una lomito de la Marina encontró al narcotraficante justo antes de retirarse a seguir siendo adorable.

Este 15 de julio, el mundo se sacudió cuando el narcotraficante Rafael Caro Quintero fue aprehendido una vez más. Él era uno de los criminales más buscados por el FBI hasta que fue encontrado en el municipio de San Simón Choix, en Sinaloa, con la ayuda de un elemento canino que usó su increíble sentido del olfato para rastrearlo: se llama Max y es una perrita de la Marina Armada de México.

Max es una hembra de seis años de edad de raza Bloodhound (esos adorables perros de grandes orejas y carita arrugada). Está cerca de retirarse de sus labores en la Semar, pero alcanzó a despedirse con una gran hazaña: la de ayudar a encontrar al “Narco de narcos”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La perrita participó en el operativo conjunto de la Fiscalía General de la República junto con el personal naval, que buscaron en el estado de Sinaloa con armas largas hasta dar con el fundador del extinto cártel de Guadalajara. Lo encontraron en el monte, escondido entre matorrales, gracias a Max.

“(Rafael Caro Quintero) Fue localizado entre matorrales por un elemento canino de esta institución llamado Max”, informó la Marina tras la captura. “Cuyo adiestramiento de búsqueda y rescate permitió su ubicación, habiendo sido puesto a disposición de la fiscalía para la integración de la carpeta correspondiente”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, ahora sabemos que Max es hembra. ¿Qué pasará con ella ahora? La perrita tiene su retiro planeado para 2023, cuando deje de ser parte del equipo de Binomios Caninos de la Secretaría de Marina. Así como la perrita Frida, que en el sismo de 2017 en la Ciudad de México y en el de 2010 en Haití ayudó a rescatar a varias personas de entre los escombros, Max va a pasar el resto de su vida tranquila: no seguirá atrapando narcotraficantes pero podría ser adoptada por alguien del personal naval y dedicarse, simplemente, a ser un perro.

Podría interesarte
Etiquetas:México
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD