PUBLICIDAD

HISTORIA

Los peligros del estigma contra las sustancias ilegales y las personas que las usan

Checa por qué una "guerra contra las drogas" no es efectiva y deberíamos enfocarnos en la reducción de riesgos y daños tanto para usuarios como para su entorno.

A lo largo de los años se ha reforzado el estigma sobre el usuario de sustancias psicoactivas, catalogándolo inicialmente como delincuente y en las últimas décadas como enfermo mental; relacionándolo, además, con aspectos como vagabundeo, riesgo de vivir en la calle, suicidio o muerte. Esto no sólo ha promovido su persecución, criminalización y discriminación, sino que les ha imposibilitado a muchos consumidores acceder de manera oportuna a servicios de salud o justicia. Además, la adulteración de sustancias, resultado de la dinámica de los mercados ilegales, ha puesto en riesgo su salud y su vida.

Descubre también: Cómo desintoxicar el cuerpo naturalmente en una semana

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El término de “la guerra contra las drogas” fue acuñado en 1971 por el presidente de los Estados Unidos Richard Nixon; sin embargo, la idea de “un mundo libre de drogas” ya se gestaba desde muchos años atrás, después de que la Revolución Industrial trajera consigo la proliferación del consumo de alcohol y con él, el alcoholismo. Para 1961 se ratificó la lucha tras la Convención Única sobre Estupefacientes, en la cual varios países, como respuesta a la epidemia creciente del opio y la cocaína, se pusieron de acuerdo para terminar con la oferta y la demanda de drogas a través de su criminalización. El argumento principal era que el uso de sustancias psicoactivas tenía consecuencias negativas para la salud y promovía la delincuencia.

Pero más allá de la estigmatización del consumidor, con el pasar del tiempo, varios países, especialmente de América Latina, han empezado a evidenciar otros efectos devastadores de “la guerra contra las drogas” en materia de Derechos Humanos, por ejemplo: la afectación económica y de la salud de campesinos cultivadores de coca. Así como el encarcelamiento de población vulnerable por delitos de microtráfico, todo esto acompañado de consecuencias ambientales, políticas y económicas desfavorables.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Puede interesarte: Estos alimentos ayudan a limpiar los pulmones de los fumadores pasivos

Ya el Informe Mundial sobre Drogas del 2016 (UNODC) subrayó dos aspectos: que las políticas represivas no eran efectivas a la hora de prevenir o disminuir el consumo, puesto que el número de usuarios de sustancias estaba en aumento, y que no todos los usuarios cumplían con los criterios de diagnóstico de los “trastornos por consumo de sustancias”, ni se ajustaban al imaginario cultural del “drogadicto”. En ese mismo año, los presidentes de Colombia, Guatemala y México convocaron a una sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el fin de exponer la necesidad de responder a este fenómeno bajo un enfoque diferente. A partir de este momento, en Latinoamérica se fortaleció la postura de reducción de riesgos y daños en consumidores de drogas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Desde esta mirada, nace #deliberar, una iniciativa digital colombiana que trabaja desde el fortalecimiento e implementación de estrategias de disminución de riesgos y daños, brindando tanto información basada en evidencia científica como conocimiento popular a consumidores recreativos de sustancias psicoactivas legales e ilegales, permitiéndoles cuidar de manera más efectiva su salud. La reducción de riesgos está encaminada a evitar intoxicaciones, sobredosis o accidentes durante el consumo; y la reducción de daños se enfoca en disminuir las consecuencias negativas del consumo en el mediano y largo plazo, procurando que el consumo experimental o el uso esporádico no se convierta en uso dependiente.

La última entrega del Informe Mundial sobre Drogas afirma que en el mundo hay alrededor de 275 millones de personas consumidoras de sustancias psicoactivas y de estos sólo el 11% de los consumidores (31 millones), sufren algún trastorno derivado del consumo; es decir que el 89% de los consumidores lo hacen de forma no problemática y no tienen enfermedades por consumir determinadas sustancias. En porcentajes, estos datos son similares a los del último informe entregado en 2016.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ver: Cuáles son todas las sustancias que contiene un cigarro común

En #deliberar estamos convencidos de que la mejor manera para que los usuarios de drogas no desarrollen consumos problemáticos es a través de la educación, por eso en plataformas como Instagram y Facebook hablamos y compartimos información sobre sustancias legales e ilegales, los riesgos reales del consumo, dosis adecuadas, efectos normales, signos de alarma para identificar intoxicaciones, estrategias para reaccionar ante una intoxicación, efectos de mezclar sustancias, mitos y verdades alrededor del consumo, estadísticas y mucho más. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Quieres presentar un tema que te apasiona a nuestra comunidad?, envía un texto de mínimo 400 palabras a culturacolectiva.com/colaboradores y logra que más de 60 millones de personas se acerquen a comunidades aún discriminadas o le den una oportunidad a causas sociales que quizá no tengan tanto apoyo como merecen.

Ahora que sabes por qué una "guerra contra las drogas" no es efectiva, puede interesarte:
Pervitín: la droga secreta de los nazis que hizo adicta a toda Alemania
Sustancias más adictivas del mundo y cómo te afectan
Rituales sagrados del México prehispánico con los que se veía de cerca a los dioses

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD