Poemas de Beckett para el amor y la desesperación
Letras

Poemas de Beckett para el amor y la desesperación

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

6 de enero, 2016

Letras Poemas de Beckett para el amor y la desesperación
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

6 de enero, 2016


De acuerdo con lo que relata Deirdre Bair, biógrafa de Samuel Beckett, a finales de 1933 se vio cobijado por una oscuridad de la que nunca más escaparía; los médicos de la familia se habían enfrentado sin éxito a los abscesos, los forúnculos, las gripas y los dolores en las articulaciones que tiraban al dramaturgo irlandés por varios días en la cama. Geoffrey Thompson, médico particular de los Beckett, estaba convencido de que las erupciones en la piel tenían un origen psicosomático, pero ese síntoma era sólo el principio.

Samuel Beckett

Samuel Beckett

Se cuenta que Beckett despertaba empapado en sudor a media noche y con el corazón a punto de salir o, por lo menos, emitir el grito más desgarrador jamás escuchado. El pánico del que era presa comenzó a acompañar sus días grises que se avanzaban sin premura a la muerte. En esas noches, Beckett no podía dormir si su hermano Frank no lo acompañaba en esa constante premonición de no despertar más.

Fue durante esta época que el poeta arrojó a la luz series de escritos gestados en las tinieblas; poemas que retratan su noche, su amor desdichado, sus ahogados gritos de dolor.

Ascensión

A través de la rendija

aquel día en el que un niño

pródigo a su manera

regresa a la familia

escucho su voz emocionada

comenta la copa mundial de fútbol

siempre demasiado joven

al mismo tiempo por la ventana abierta

los aires sin más

sordamente

el oleaje de los fieles

su sangre salpicó con abundancia

sobre las sábanas sobre las plantas sobre su cuerpo

con dedos repulsivos cerró los párpados

sobre los grandes ojos verdes asombrados

rueda ligera

sobre mi tumba de aire


Caspar Friedrich


La mosca

Entre la escena y yo el cristal vacío salvo ella

vientre a tierra ceñida por sus negras tripas

antenas locas alas enredadas

patas curvas boca succionando en el vacío

golpeando en el azul estrellándose contra lo invisible

impotente bajo mi pulgar

trastorna al mar y al cielo serenos


*

Bebe solo

Bebe solo

Bufa quema fornica revienta solo

Como antes

Los ausentes están muertos los presentes apestan

Saca tus ojos vuélvelos hacia los juncos

Se enojen los perezosos

No vale la pena está el viento

Y el insomnio


Moonrise over the sea


Para ella el acto tranquilo

Para ella el acto tranquilo
los poros sabios el sexo libre
la espera no muy lenta los lamentos no muy largos
la ausencia 

al servicio de la presencia
algunos jirones de azul en la cabeza los vuelcos 
del corazón 
al fin muertos
toda la tardía gracia de una lluvia interrumpida
al caer una noche
de agosto

para ella vacía
él puro
de amor


*

Ya la luz declina

Ya la luz declina
Y la noche se prepara,
La sombra densa se inclina
Sobre el día que se separa.

Monk by the sea


El buitre

Arrastrando su hambre por el cielo
De mi cráneo casco de cielo y tierra.

Bajando a los postrados que pronto deberán
Tomar su vida y marcharse.

Burlado por un tejido que acaso no sirva
Hasta que hambre tierra y cielo sean carroña.


***


Te puede interesar:

Cuando la poesía desgarra el alma; poemas para recordar un gran amor

10 poemas para un amor desesperado


Referencias: