10 cosas con las que un extrovertido tiene que lidiar todos los días

Viernes, 13 de mayo de 2016 13:10

|Eduardo Limón
extrovertido


Introvertidos, ansiosos y depresivos. Cuando enunciamos a cualquier sujeto con uno de estos epítetos o lo categorizamos en una de estas circunstancias, automáticamente lo hacemos objeto de condescendencias y buenos tratos. Es como si alguien que padeciera alguna de estas condiciones se convirtiera en algún tipo de mártir contemporáneo o discapacitado a quien conmiserar en cuestión de segundos. ¿Y no todos deberíamos de gozar un poco de eso en ciertas ocasiones? Por ejemplo, pocas veces pensamos en un humano con trastorno obsesivo-compulsivo o con déficit de atención de esa manera, usualmente ellos van al cajón de los enfermos y no al de los genios incomprendidos que significan los otros.

extrovertido 1


Los extrovertidos con bastante dificultad son pensados como individuos que se enfrentan brutalmente al mundo. En comparación, cuando se ve a una persona sola y dubitativa, inmediatamente se piensa como un ser solitario, afligido, reflexivo y sensible. Cuando se habla de trastornos mentales, lo mismo sucede con los depresivos o los ansiosos, pero nunca con un TOC o un TDA, ellos no merecen la atención de nadie porque sus situaciones no involucran ningún tipo de dolor… ¿En serio? ¿Alguna vez nos hemos detenido a pensar en lo difícil que es vivir con la necesidad de tenerlo todo bajo control o no saber en qué enfocarse de manera específica? Pues ocurre algo exactamente igual con el extrovertido.

Comúnmente se piensa que un extrovertido se la pasa bien siempre; que sus sonrisas se deben a una felicidad perpetua y que adoran ser el alma de la fiesta, que es muy cómodo no poder controlar sus ímpetus por animar una reunión o ser quien ameniza los encuentros entre familia o amigos.


extrovertido 2


Es así como se debe prestar atención a los siguientes puntos y tener un poco más de consideración hacia aquellos que presentan estos rasgos y dejar de pensar que son las personas más tranquilas y alegres sobre la faz de la Tierra.

Cuando eres un extrovertido:

-
Todos asumen que quieres caer bien

extrovertido 3


Esas ganas de querer sonreír y pasar tiempo con otros es considerado, por algunos, un coqueteo o un acoso. Y no; no se tiene porqué malinterpretar esto. No eres un maniático ofensivo en busca de algo más.

-
No se te permite estar triste

extrovertido 4


Cuando deseas estar tranquilo, todos creen que algo en extremo malo te está ocurriendo y se extrañan de tu “nuevo lapsus”.

-
Se te exige seguir una conversación

extrovertido 5


Porque, claro, tu trabajo es ser tan sociable como sea posible cuando estás con los demás. Como si fuera una obligación entretener a tu grupo de oficina, escuela o amigos en los ratos de silencio.

-
No eres inteligente

extrovertido 6


Porque, ya sabes, tus chistes, bromas u ocurrencias nada tienen que ver con un pensamiento profundo o trivial.

-
Los problemas son para otros

extrovertido 7


¿Qué sucede cuando de verdad quieres estar a solas? Es extraño. ¿Tú en solitario? Por supuesto. Todos necesitamos tiempo con nosotros mismos, pero todos creen que la introspección o el cansancio son para los demás, no para ti.

-
Todos creen que la seguridad siempre te acompaña

extrovertido 8

Al parecer nunca se han planteado que justo las inseguridades o los miedos pueden ser lo que te orilla a comportarte de una manera más relajada o incluso explosivamente feliz.

-
Cualquiera cree que eres muy amigable

extrovertido 9


Y nada más equivocado. Como cualquiera, también eres selectivo con tus amistades o hay personas que te caen mal y no por eso vas a platicar con quien sea.

-
Eres el salvavidas

extrovertido 10


En ocasiones, las personas que te rodean buscan tu presencia para evadir sus problemas o confiarte sus secretos e inquietudes. ¿Acaso eso no es cansado? Con gusto estarás allí, pero no eres de acero.

-
Los demás suelen lanzarte al ruedo

extrovertido 11

Porque creen que eres el mejor para comunicar quejas, ideas, inconformidades o proyectos. No saben que sientes los mismos nervios que ellos y eso te orilla a ser el representante oficial en muchas circunstancias.

-
Las personas dejan de esforzarse para conocerte

extrovertido 12

Y conocerte de verdad. Porque se quedan con las primeras impresiones y se conforman con saberte siempre feliz, siempre de buenas. Entonces te consideran un enigma extraordinario o simplemente no conciben un ser más complejo detrás de la sonrisa.

¿En serio podemos seguir actuando así y omitir otros aspectos de las personas? Todos tenemos altibajos, sentimientos buenos y malos; entonces resulta incluso ofensivo sesgar la personalidad de los individuos así, como introvertidos y extrovertidos, depresivos y alegres, etcétera. Todos merecemos atención, solidaridad y comprensión.


***
Te puede interesar:

5 películas que sólo los introvertidos entenderán

Lo que tu banda favorita dice sobre tu personalidad




TAGS: Personalidad
REFERENCIAS:
Eduardo Limón

Eduardo Limón


Editor de Moda
  COMENTARIOS